Existe una ingente cantidad de festivales que inundan año tras año nuestro país. La oferta se ha multiplicado hasta tal punto que hemos perdido la capacidad para distinguir uno de otro, dentro de cada estilo musical que más o menos los define. Y ya no es un tema de preguntarnos sobre la cansina cuestión de la burbuja y tal…, que ya estamos en otro momento, es un tema de ser selectivos y consecuentes con nuestros propios gustos. Pero no siempre fue así. Una gran oferta festivalera en la que siempre existirán nombres destacados como Sónar, FIB o Doctor Music Festival.

A mediados de los años 90 apenas había festivales musicales masivos en España, un vergel festivalero en ese momento. En 1994 se hacía la primera edición del Sónar en la sala Apolo de Barcelona y un año más tarde llegaba la primera edición del FIB en el Velódromo de Benicàssim, con un total de ocho mil asistentes, y con The Charlatans, Supergrass y Los Planetas como cabezas de cartel. Y llegó Doctor Music Festival…

Un cartel de primer nivel mundial

En 1995 el Doctor Music Festival se plantaría en el valle de Escalarre (Lérida) con su primera edición, un cartel de primer nivel mundial y una afluencia de 25 mil asistentes. Mucho ha llovido desde que Neo Sala fundara la promotora de conciertos Doctor Music, en 1982, organizando su primer concierto con el grupo Obús en el Palau Blaugrana 2 de Barcelona. 14 años después, organizaba la primera edición de su festival, donde reunía, entre otros artistas, a David Bowie, Lou Reed e Iggy Pop. Se dice pronto.

Dr. Music Festival estaba muy por encima de cualquier otro evento similar en España

El modelo era muy ambicioso y estaba muy por encima de cualquier otro evento similar en España. Tenía cuatro escenarios exteriores, otro cerrado y una carpa dance, además de una carpa de circo y la posibilidad de practicar deportes de aventura. También levantaron la “Carpa Virtual”, repleta de ordenadores con conexión a internet “con la asesoría de expertos cibernautas y con la posibilidad de conectar electrónicamente con las webs de las principales estrellas del rock”, según informaba la organización.

Esta primera edición se cerró con un total de 25 mil asistentes, y luego vendrían otras tres más, en 1997, 1998 y 2000, cambiando su sede a Asturias, año en el que dejaría definitivamente de celebrarse. Sería conocido popularmente como el festival de “la vaca”, por su logo con la cabeza de una vaca con tapones de corcho en sus orejas, y se celebraría siempre a mediados del mes de julio. Tuve el enorme placer de pinchar en la segunda edición del festival, antes y después del concierto de Gus Gus, en la carpa dance donde horas más tarde vería en directo por primera vez a Aphex Twin, que me voló la cabeza y me marcó de por vida.

Personas compartiendo y disfrutando de la música

Han pasado muchos años, pero uno puede percibir todavía el reconfortante olor a hierba fresca, todo el tiempo, admirando aquellas vistas brutales del valle, entre montañas, disfrutando de lo que más le gusta a uno: la música. La sensación de no sobrarle a uno algo de abrigo en las refrescantes noches, al son de los ritmos electrónicos de los espacios donde se instalaban. La completa sensación de asilvestrada libertad que le asaltaba a uno entre esa masa de gente con la que se compartía y disfrutaba de la misma. Sí, “la vaca” despertaba tu lado más hippy, así es. Pero también el más raver.

Dr. Music Festival celebra su quinta edición 2019

Y hasta hoy. La sorpresa llegó en 2016 con el anuncio de su próxima edición, la quinta, para este próximo 2019. Ya conocemos su enclave, que no podía ser otro que el valle de Escalarre, y su voluntad de crear de nuevo allí. Un “Shangri-La” agroecológico sostenible, con proveedores de la comarca y una política de cero residuos. Nada que no conozcamos de sus primeras ediciones. La gran pregunta, está claro, es a quién veremos encima de sus escenarios.

Se abren las apuestas. Aquí servidor, sin jugársela demasiado y pensando en los artistas que tocaron entonces en el festival y que mueve la promotora, se aventura a decir que podríamos ver allí a Iggy Pop, David Byrne, Bob Dylan, Neil Young, Nick Cave, Blur, Pulp, Bad Religion, Texas, Suede o Moby. Por decir algo, podría ser. Otros, como David Bowie o Lou Reed, tristemente han fallecido ya. Luego hay nombres que pasaron por el valle entonces y que, así a lo loco y en plan random, podrían volver a formar parte del cartel: Underworld, Placebo, Aphex Twin…

Apostamos por Rage Against the Machine

Otro as en las apuestas puede ser el de Rage Against the Machine, un grupo muy especial para el festival. En su segunda edición, la organización quería traer a este grupo a tocar como fuera, pero por temas de agenda, no podían hacerlo ninguno de los tres días del festival. ¿Ah sí?, pues nada, se añade otro día al festival y listos. De este modo se organizaba un concierto de la banda el jueves 10 de julio, acompañada de Jim Rose y Los Piratas, entre otras bandas.

Aquí sí que voy con todo, venga: los autores de Killing in the name podrían tocar en el Doctor Music Festival del 2019. Y vosotros, ¿qué decís? ¿Quién actuará en esta próxima edición del festival de la vaca? Se abren las apuestas… Pero, más allá de si tocará este o el otro, estamos seguros de que el Doctor Music Festival va a volver a lo grande. Y lo hará para volver a situarse, sin duda, al frente de los festivales musicales de primer nivel mundial. Tic, tac.

DOCTOR MUSIC 2019
12, 13 y 14 de julio 2019 / Vall d’Àneu, Lleida
Comprar entradas.
www.doctormusicfestival.com

Texto: Luis Costa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *