Cigarettes After Sex

Cigarettes After Sex llegaron a España en 2017 cuando apenas nadie los conocía y repitieron visita un año después en sendas ediciones del Primavera Sound. Era cuestión de tiempo que regresaran a su tierra prometida. Lo harán en noviembre para presentar su último material, nuevas canciones entre oníricas e intensas con el susurro de Greg Gonzalez como marca de identidad. Aquella primera vez tocaron los delicados temas de su disco homónimo, un delicioso debut en el que diseccionaban las cuitas de varios corazones heridos sin caer en absoluto en la tristeza. Más bien fue una alegría descubrirlos en formato largo tras un tímido EP, de título tan escueto como algunos de sus riffs. En “I” había cosas tan fantásticas como “Affection” y la posibilidad real de caer rendidos a su singular forma de entender el pop.

“Cry”, el disco de la resurrección emocional

El interés por escuchar la nueva entrega de Cigarettes After Sex se acrecienta a medida que conocemos los anticipos ya publicados en redes. Ese maravilloso “Heavenly” profundiza en los vericuetos oníricos propios de su estilo.

Será el próximo 25 de octubre cuando vea la luz “Cry”, y en los conciertos en la sala Apolo los próximos 11 y 12 de noviembre degustaremos las nuevas canciones. Por cierto, hay más conexiones hispanas: El disco ha sido grabado en una mansión de Mallorca y mezclado por Greg Silvey, que estuvo detrás de algunas aventuras sonoras de Nine Inch Nails, entre otros.

Canciones para distancias cortas

Necesitados de etiquetas, lo suyo se adscribiría al shoegaze que arrasó en los 90, pero nadie debe llamarse a engaño. Los vínculos con bandas míticas como My Bloody Valentine o Slowdive son puntuales, aunque la de Cigarettes After Sex sea una propuesta más degustable en salas con ciertas condiciones sonoras . En la languidez de sus melodías, la falsa fragilidad de sus arreglos y la voz quebradiza de su vocalista radica el encanto de la banda. Queda poco para comprobarlo, y como nos gustan las canciones tristes, lo disfrutaremos como un niño que saborea un helado de limón. Así de agridulce es el efecto que provoca su música.

CIGARETTES AFTER SEX
11 de noviembre, Sala Apolo, Barcelona
Comprar entradas
www.sala-apolo.com

Texto: JJ Stone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *