El Museo Nacional Thyssen-Bornemisza nos trae una exposición que vincula la creación de Cristóbal Balenciaga, el diseñador de moda más admirado e influyente de todos los tiempos, con la tradición de la pintura española de los siglos XVI al XX. Es sin duda, la primera gran exposición, dedicada al modisto vasco que se presenta en Madrid, en casi 50 años. La muestra podrá visitarse hasta el 22 de septiembre de 2019.

Esta exposición ha sido orquestada por  Eloy Martínez de la Pera, quien ha seleccionado para la ocasión un total de 90 piezas de indumentaria procedentes del Cristóbal Balenciaga Museoa de Getaria, el Museo del Traje de Madrid y el Museu del Disseny de Barcelona. Así como de numerosas colecciones particulares nacionales e internacionales, muchas de ellas nunca antes expuestas. Con respecto a las pinturas, se ha logrado reunir un excepcional conjunto de 55 cuadros prestados por museos de ámbito nacional como el Museo Nacional del Prado, el Bellas Artes de Bilbao o el Lázaro Galdiano.

Balenciaga junto el arte y la cultura

El arte y la cultura española estuvieron siempre muy presentes en el trabajo de Cristóbal Balenciaga. Las líneas simples y minimalistas de los hábitos religiosos o el volumen arquitectónico de todos los tejidos, serán siempre una constante en sus creaciones.

El aire de la bata de cola de una bailaora flamenca; que se deja ver en los volantes de algunos vestidos, los brillos del traje de luces de un torero, o la estética de la indumentaria en la corte de los Austrias reflejada en las negras telas aterciopeladas, son solo algunos ejemplos. Balenciaga revisaba continuamente la historia del arte y, con su fuerte personalidad y estilo, mantuvo esas influencias hasta en su periodo más vanguardista, sin dejar de reinterpretarlas de una manera más moderna.

Un poco de historia

El recorrido por las salas sigue un itinerario cronológico a través de las pinturas, a las que acompañan los vestidos vinculados a cada estilo o a cada pintor. Esta presentación permite además revisar el arte desde una mirada diferente, poniendo la atención sobre los pintores como creadores y transmisores de moda, y como maestros en la representación de telas, texturas, pliegues y volúmenes. Casi todo el espacio de la exposición rinde homenaje al negro, uno de los colores fetiche del diseñador, y a su figura como “arquitecto de la alta costura”, denominación que se ha perpetuado hasta nuestros días.

Frases que aún resuenan a día de hoy

“Un buen modisto debe ser arquitecto para los patrones, escultor para la forma, pintor para los dibujos, músico para la armonía y filósofo para la medida. (Cristóbal Balenciaga). “Con los tejidos nosotros hacemos lo que podemos, Balenciaga hace lo que quiere.” (Christian Dior)

Izquierda: Abrigo de noche con cuello fruncido, hacia 1955 Terciopelo y faya.  Cristóbal Balenciaga Museoa, Getaria. © Museo Cristóbal Balenciaga. © Jon Cazenave. Derecha: EL GRECO. Retrato de un caballero, hacia 1586. Óleo sobre lienzo, 67 x 55 cm. Museo Nacional del Prado, Madrid. © Archivo Fotográfico Museo Nacional del Prado
Izquierda: Vestido de noche, 1952. Tafetán. Cristóbal Balenciaga Museoa, Getaria. © Museo Cristóbal Balenciaga. © Jon Cazenave. Derecha: Ignacio Zuloaga. Retrato de María del Rosario de Silva y Gurtubay, duquesa de Alba, 1921. Óleo sobre lienzo, 204 z 178 cm. Fundación Casa de Alba. Palacio de Liria, Madrid.
Izquierda: Conjunto de vestido y chaqueta, 1960. Vestido de satén; chaqueta de satén, hilos metálicos, lentejuelas y mostacillas. Museo del Traje, Madrid. Ministerio de Cultura y Deporte. © Jon Cazenave. Derecha: Francisco de Goya. El cardenal don Luis María de Borbón y Vallabriga, hacia 1800. Óleo sobre lienzo, 214 x 136 cm. Museo Nacional del Prado, Madrid. (Antigua colección del marquçes de Casa Torres. © Archivo Fotográfico Museo Nacional del Prado
Izquierda: Vestido de noche, 1954. Tul de seda y purpurina. Colección de Dominique Sirop, París. © Jon Cazenave. Derecha: Atributo a Rodrigo de Villandrando. Retrato de dama, hacia 1600 – 1606. Óleo sobre lienzo, 198 x 114 cm. Museo Lázaro Galdiano, Madrid. © Museo Lázaro Galdiano, Madrid.

Actividades Complementarias

El 19 de septiembre se celebrará una Jornada en torno a la exposición que contará con la intervención de conservadores, académicos, investigadores y gestores culturales para profundizar en la figura del célebre modisto y la estrecha relación de sus creaciones con la pintura española de los siglos XVI al XX.

BALENCIAGA Y LA PINTURA ESPAÑOLA
Hasta el 22 de septiembre de 2019
Museo Nacional Thyssen-Bornemisza
Paseo del Prado 8. 28014, Madrid

www.musement.com/museo-thyssen-bornemisza

Entradas en  www.musement.com

Texto: Ana Fort

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *