Raphaël Barontini

Raphaël Barontini creció en Saint-Denis, en los suburbios del norte de París. Después de graduarse en Bellas Artes, estudió en l´École Nationale Superieure des Beaux-Arts de París y en el Hunter College of Art de Nueva York. En su obra explora diferentes simbologías históricas y culturales con un lenguaje mixto. Instalaciones, pinturas y trabajos textiles desafían lo monumental mientras cuestionan la imaginación. Barontini no duda en generar nuevas mitólogías híbridas de formas y géneros. Desde los retratos de corte europeos hasta figuras y ritos ancestrales africanos y caribeños tienen cabida en su universo en continuo mestizaje. Hablemos pues de la descolonización cósmica, de Sun Ra y de Marie Antoinette.

El lenguaje clásico y el contemporáneo se mezclan en tu trabajo. El pasado aparece de manera continua en tu obra. Si hablásemos de grandes maestros de la pintura, ¿cuales serían tus referentes?

Mis dos pintores clásicos favoritos son españoles. El primero es Francisco de Goya. Encuentro su trabajo muy estético, de un poder de atracción brutal y un realismo sin concesiones. La oscuridad fantasmagórica que reina en sus obras me atrapa. El segundo es Diego Velázquez. Sus representaciones de la realeza española no tienen con quién compararse. Los trajes están ejecutados con una increíble riqueza pictórica. Ellos se adelantaron a su tiempo con una mirada singular y una notable capacidad de invención.

Cuestionando la historia contemporánea

En tu trabajo observo una ida y vuelta dentro de la historia del arte. ¿Qué buscas exactamente?

Utilizo la pintura como medio y esta está vinculada desde sus inicios a la historia del arte. Usar en mi obra una antigua estatua griega, un retrato del siglo XVIII o una máscara ceremonial dogón me permite cuestionar nuestra relación con el retrato, las formas de representación y su simbolismo. Ser parte de una continuidad histórica y cuestionar ciertas partes de nuestra historia contemporánea me permite anclar mi enfoque y ubicarme en un continuo histórico amplio y abierto.

¿Cómo calificarías entonces tu trabajo?

Como pintura híbrida que se alimenta de las tradiciones populares. Me muevo entre diferentes mundos y diferentes épocas. Las nuevas tecnologías también tienen un papel clave en mi trabajo como pintor, y la combinación de técnicas (pintura, aerógrafo, serigrafía, estampados textiles…) me permite cuestionar todo este patrimonio visual en el campo contemporáneo.

La fantasía forma parte de tu imaginario, no solo buscas verosimilitud. ¿Qué representa para ti esta unión?

La pintura permite desplazarse a otros mundos, lugares imaginarios donde se mezclan imágenes inesperadas y se establecen nuevas historias. Esta fusión me permite abordar ciertos hechos históricos con iconografías reales que luego mezclo con mi propio imaginario. Al igual que Goya o James Ensor, lo fantástico permite, mediante formas desviadas e imaginativas, abordar cuestiones fundamentales sobre nuestro tiempo y la sociedad que nos rodea.

Reinventando la pintura clásica

Collage, serigrafía, pintura, técnicas digitales, spray… No te da miedo la técnica. El soporte y la instalación parecen ser vitales para ti. Explícanos tus técnicas de trabajo.

Mi práctica pictórica es muy contemporánea: las diferentes técnicas y la contribución de la era digital están muy presentes. En mi obra me gusta ‘parasitar’ la imagen que proviene de un medio clásico como es la pintura y reinventarla. El collage es para mí una verdadera ‘declaración’ artística. Mi principal recurso a la hora de generar instalaciones está relacionado con mi voluntad de exceder los códigos clásicos de la pintura. La fabricación de pancartas, banderas y trabajos textiles permite al espectador integrar otros imaginarios y tradiciones populares como el carnaval, las celebraciones religiosas o los desfiles políticos.

Raphaël Barontini

En los últimos años has trabajado con las galerías Alain Gutharc en París y The Pill en Estambul. Cuéntanos los diferentes proyectos que desarrollas con ambas.

Con ellas tengo un verdadero intercambio artístico, y eso es lo que me gusta. Alain Gutharc me permitió mostrar diferentes aspectos de mi trabajo en París; y con Suela Cennet, en Estambul, pude realizar una exposición monumental en su increíble espacio. Mi objetivo es mostrar mi trabajo a una audiencia internacional cada vez más amplia. Creo que las preguntas que planteo en mi trabajo son globales y universales.

Mestizaje e hibridación cultural

Integración y diversidad son dos matices muy presentes en tu trabajo. ¿Qué responsabilidad crees que tienen el arte y los artistas frente a las cuestiones igualitarias, ya sean de género, racial o social, y cómo se debería profundizar en dichos temas?

Vengo de una familia mestiza entre Europa, África y el Caribe. El mestizaje y la hibridación cultural siempre me han tocado de cerca y defiendo una visión ‘criollizada’ del mundo donde la diversidad es riqueza. Es un posicionamiento fuerte en un momento en que muchos países ven cómo sus partidos de extrema derecha ganan terreno. Creo que los artistas e intelectuales tenemos el deber de involucrarnos y defender una cierta visión del mundo, nuestros propios principios. En los países más expuestos a los pensamientos radicales que afectan a los derechos de igualdad suelen ser los artistas quienes lideran la lucha.

Raphaël Barontini alrededor del mundo

¿Qué puedes contarnos sobre tu reciente residencia en Los Ángeles?

La residencia, dirigida por el coleccionista Danny First, fue un momento de libertad creativa en una ciudad que conozco bien. Hice una nueva serie de trabajos textiles que expuse en un duo-show titulado Hard Sun en The Cabin L.A. Un diálogo entre mi obra y la de la artista franco-danesa Eva Nielsen.

¿Cuáles son tus proyectos a corto plazo?

He participado en dos exposiciones internacionales. Una que se inauguró a finales de septiembre (2018) en el Museo New Art Exchange de Nottingham, en Inglaterra, y que luego viajará a Bradford y a Londres. La segunda es la Bienal Internacional de Casablanca, en Marruecos. En Francia estoy trabajando en varias exposiciones colectivas junto a artistas internacionales y en una exposición individual que se realizará durante la FIAC en un centro de arte en la región de París. Y aprovecho para anunciar que a partir de esta nueva temporada me uniré con mucha ilusión a la galería Espai Tactel de Valencia, que me representará aquí, en España.

Raphaël Barontini

Raphaël Barontini

www.raphaelbarontini.com

Entrevista: Ismael Chappaz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *