El diseño gráfico no ha tenido una influencia política y social tan esencial como en la última década. El crack bursátil de 2008 dio inicio a una de las crisis económicas más voraces de la historia, que a su vez propició multitud de cambios sociales y políticos que han tenido un importante altavoz en el diseño gráfico, cuyo papel se analiza ahora en la exposición Hope to Nope: Graphics and Politics 2008-18.

The Design Museum de Londres albergará del 28 de marzo al 12 de agosto esta exposición comisariada por el propio museo y Lucienne Roberts, David Shaw y Rebecca Wright, miembros del proyecto cultural GraphicDesign&. En la muestra se pueden encontrar multitud de diseños gráficos que se han convertido en la última década en verdaderos iconos asociados a movimientos políticos y sociales que han cambiado el mundo de forma sustancial, como La Primavera Árabe, el movimiento internacional Occupy o el Brexit. Especial relevancia cobra uno de los diseños más celebrados en la Historia política de los EE.UU, el poster Hope de la campaña presidencial de Barack Obama, creado por Shepard Fairey, y que ha generado innumerable imitaciones, como el meme de la campaña de Donald Trump, Nope. De ahí el título de esta exposición, que está dividida en tres secciones principales: Power, Protest y Personality. Power explora cómo el diseño gráfico es utilizado por el establishment para afirmar la autoridad nacional y política, y cómo esa iconografía puede ser subvertida por activistas y opositores. En esta sección se incluye ejemplos como la propaganda de Corea del Norte, la campaña presidencial de Hillary Clinton, carteles soviéticos convertidos en soportes de la campaña pro-derechos del colectivo gay o la bandera de Scott Dread en apoyo del movimiento Black Lives Matter.

En la sección titulada Protest se engloban todas aquellas muestras de diseño gráfico originadas en movimientos de protesta o activismo, como el inolvidable Je Suis Charlie que corrió como la pólvora por redes sociales tras los atentados de París de 2015, y que demuestra el decisivo papel del diseño en la canalización de la ira y la creación de corrientes solidarias. Finalmente, en Personality, se examina la representación gráfica de figuras políticas destacadas, con ejemplos que van desde la camiseta no oficial de Nike en apoyo a Jeremy Corbyn, así como las más de 50 portadas de revistas internacionales como The Economist, TIME y Der Spiegel, que presentan caricaturas de Trump.

Una muestra, esta, imprescindible para tomar conciencia del poder del diseño gráfico que nos rodea, ayudándonos a expresarnos y que mueve al mundo de una forma más efectiva que cualquier discurso político.

HOPE TO NOPE
Del 28 de marzo al 12 de agosto de 2018
The Design Museum, Londres
designmuseum.org

Texto: Agustín Velasco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *