Cross Cultural Chairs (CCC) es un proyecto de investigación sin fines lucrativos que nos invita a tomarnos un descanso de nuestro frenético ritmo de vida actual y a sentarnos un momento para explorar las diferencias sociales y culturales a través del diseño de producto. Un análisis antropológico con el diseño de una silla como base de estudio para explorar el contexto cultural de un acto tan simple como el sentarse.

Algo tan corriente como una silla es, probablemente, uno de los pocos objetos de nuestro entorno que pueden trazar una línea en la evolución social. Un objeto cotidiano y acostumbrado en nuestras vidas capaz de desvelarnos detalles de toda una cultura, desde la estatura media de sus gentes hasta el tipo de técnicas de fabricación que utilizan, pasando por los materiales que tienen a su alcance, sus gustos y su interés y conocimiento de la arquitectura y la tecnología. La silla es capaz de representar los cambios culturales de una sociedad a lo largo de los años, un elemento sencillo pero esencial a la hora de propiciar el acercamiento entre individuos, capaz de definir la jerarquía en un grupo o dictar la formalidad de la ocasión.

Todas estas reflexiones han conducido a Mateo, diseñador de producto y alumno de Titulo Superior en Diseño de Producto del IED Barcelona especializado en la fabricación digital de mobiliario, a descubrir una puerta de entrada a la cultura a través del proceso de fabricación de la silla. Para explorar las diferencias sociales y culturales a través de las sillas y el acto colectivo de reunirse y sentarse, este diseñador italiano ha puesto en marcha Cross Cultural Chairs, un proyecto de investigación que se realizará en colaboración con ocho estudios de los ocho países más poblados del planeta. Brunno Jahara, de Brasil;  Studio Jose de la O, de Méjico;   Mikiya Kobayashi, de Japón;  Benwu Studio, de China;  Studio Hiji, de Indonesia;  Anupama Kundoo, de India;  Crosby Studios, de Russia; y  NM Bello, de Nigeria, trabajarán con los artesanos locales para producir una silla a través de su contexto cultural, el proceso de fabricación y el uso de materiales autóctonos. Las ocho sillas resultantes serán la manifestación física de la investigación Cross Cultural Chairs, y se podrán ver en la exposición final que tendrá lugar en el Museo del Diseño de Barcelona. Los procesos y los resultados del CCC también se recogerán en un libro de 300 páginas editado en colaboración con Studio Albert Romagosa, un documental y una web de artículos y actualizaciones que ofrecerá una lista pública de los recursos y los contactos recopilados durante la investigación, mostrando la importancia y el impacto del diseño en el contexto cultural alrededor del mundo.

www.kickstarter.com

crossculturalchairs.com

Texto: Rosario Muñoz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *