Blaue Blame

Si bien es cierto que en los últimos años no han parado de sucederse bandas como Bon Iver, Sigur Rós, múm o Efterklang, uno jamás se cansa de sentirse poseído por este tipo de propuestas musicales. A la banda danesa Blaue Blume también la tenemos bien asentada en ese terreno donde las canciones son fruto de la siembra de un poquito de tradición por allá, nostalgia y belleza pop por acá, con sus certeras dosis de electrónica contemporánea. Reinando siempre la delicadeza y el tono dramático. Su nuevo lanzamiento, “Bell of Wool” (hfn music), es un perfecto ejemplo de esto que acabo de definir.

Oscuridad y aventura

Esos serían los dos temas que dominan el novísimo álbum. Ya lo vinieron anunciando los tres singles de avanzadilla: “Morgensol”, “Vanilla” y “Lovable”. El cuarteto de Copenhague barre para casa con una música tristona de bella factura que bien podría encasillarse de art pop. Que también –como tantos compatriotas suyos que rezuman calidad- de ambient, dream pop y post-rock. El grupo liderado por el carisma de Jonas Holst Schmidt (vocalista) disfruta construyendo melodías y armonías que se cepillan el cerebro. Las voces y las letras de Blaue Blume se muestran en todo momento melancólicas. Ricas en sensibilidad y en anhelo.

Desde que el disco arranca con “Swimmer” queda evidente donde nos vamos a meter. Adonde nos quieren llevar. A un huerto lleno de sensibilidad donde no te extrañe alguna que otra erizada de vello. Piel de pollo es lo que sucede con títulos como “Someday” donde incluso la new wave se da la mano con electrónica actual e incluso algunas pinceladas de jazz-rockista. Esto último también lo tenemos muy presente en “Vanilla”. Sin embargo se decantarán más por atmosferas gélidas y mucha pureza en cortes como “Rain Rain”. Corazón y ciencia ficción.

Veinteañeros a modo de ‘nuevos románticos’

Nadie debería poner en duda que esta banda de veinteañeros (rondan los 25 tacos cada uno) es del todo romántica. Los muchachos están buscando constantemente milagros, estos los encuentran en sus propias canciones. También no paran de hacerse preguntas sobre el mismo amor, la vida y la muerte. De hecho se les han llegado a tachar de “nuevos románticos”, y animados constantemente a coger el relevo de bandas como Spandau Ballet o Duran Duran. Pero es que la cosa va aún más lejos. BlaueBlume deben en parte su inspiración al dramatismo de TheSmiths, a las estructuras melódicas de Cocteau Twins o a la complejidad y dinamismo de Genesis en discos como “The Lamb Lies Down On Broadway”.Cuando no se sueltan incluso a la sensualidad de giros y gestos de Roxy Music o la fatídica ternura Nina Simone.

Curiosidades alrededor del nuevo álbum

Jonas Smith –a quien se le ha comparado vocalmente con Anohni– nos cuenta que para esto disco “hemos intentado romper con la forma tradicional de componercanciones pop”. “Tuvimos en mente canciones que consistían solo en coros, uno reemplazando al otro todo el rato, y así hasta una treintena en tan solo tres minutos” acaba diciendo. Esto ayudaría a entender como arman tantísima harmonía. Luego, el título del disco (“Bell of Wool”) sobrevino tras un sueño de Jonas. El músico se despertó repentinamente tras soñar con una campana en frente de él la cual no lograba escuchar. Para él fue sinónimo de pesadilla, ya que ésta se había quedado sin su función principal: sonar. Pensó que a una campana construida en lana le ocurriría lo mismo, se quitó las legañas y corrió a escribir la idea, el título en un papel.

Los últimos video-clips de Blaue Blume han sido filmados por el artista visual Maya SB. Este VJ suele trabajar también en el desarrollo de video-juegos, escenografías para conciertos, animación e instalaciones interactivas. Es desde luego muy curioso como intercala animación 3D con imágenes reales. En el caso de “Lovable” de un modo muy bizarro. A la naturaleza del campo y del propio Smith interactuando con ovejas que están pastando, yuxtapone misteriosas tramas y tubos negros de donde parece bombear sangre. Un puente extraño siempre entre lo familiar y lo insólito.

blaueblume.bandcamp.com

Texto: ClapClap

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *