La 15ª edición de Bilbao BBK Live ha sido un éxito rotundo. La organización cifra en 115.000 las personas asistentes durante los tres días de festival entre los escenarios de la cuidad, Kobetamendi y el monte Arraiz y un total de 10.000 personas acampadas en sus instalaciones. Los días  7, 8 y 9 de julio el festival de Kobetamendi ha alcanzado el «record de asistencia». (Foto cabecera: The Killers / Fotografía: Rob Loud).

Fotografía: Asier Camacho

Bilbao BBK Live refuerza su carácter internacional con un 35% de público de fuera de nuestras fronteras y una clarísima apuesta por inclusividad y la intergeneracionalidad gracias al line up y una programación cuidadosamente seleccionada.

Destacamos la presencia de público joven, la sostenibilidad del festival y la lucha por la erradicación de conductas sexistas y homófobas  gracias a la campaña Ez Da Ez (No es no) y plataformas informativas LGBTIQ+ allí ubicadas como Anitzak.

Desde hace años, la única manera de acceder al recinto situado en el monte cercano al Gran Bilbao son autobuses proporcionados por la organización de manera gratuita y de pago. Las colas fueron una realidad pero no destacables en el transcurso del festival.

El método cashless, la apuesta por vasos reutilizables y la convivencia sostenible son una seña de identidad del festival aunque los precios no fueran muy populares. Al igual que otros festivales nacionales de renombre, el festival bilbaíno ha cerrado su quinceava edición rozando el sold out y con un éxito de asistencia sin precedentes.

Fotografía: Asier Camacho

Emoción a las puertas el jueves día 7, primera jornada de Bilbao BBK Live

EL jueves 7 de julio Bilbao BBK Live abría sus puertas desde la última vez en 2019 con nervios y carreras por parte de público para llenar las instalaciones. Las propuestas gastronómicas y lúdicas se multiplicaron por el recinto y reforzaron una impresión de comunidad y buena organización. Empezamos el festival en la zona de música electrónica, es decir, los escenarios  Basoa y Lasai ubicados en un lugar privilegiado y donde el jueves pincharon nombres como Gazzi, Helena Hauff o Max Abysmal.

Basoa / Fotografía: Alba Ruperez

En la zona de conciertos brillaron los bolos de DouleurDolor que arrancaron el festival con el autotune por todo lo alto, diversión y perreos hasta el suelo. Ginebras azuzaron al público con melodías pop aceleradas en “Ni un puto duro” o la revitalizante “La ciudad huele a sudor”.

Douleurdolor / Fotografía: Sharon Lopez
Ginebras / Fotografía: Óscar L Tejada

Zahara y su poderosísimo relato sonoro incluido en su último disco `Puta´ hizo vibrar a la audiencia cuando sonaron temas como “Joker” o “Merichane”. Rusowsky y el multicoreado Alizz reunieron a una buena turba de seguidores y seguidoras interpretando este ultimo temas como “Antes de morirme” o “El encuentro”. Phoebe Bridgers y Snail Mail hicieron de puente con un crossover envolvente y a velocidad moderada.

Zahara / Fotografía: Óscar L Tejada
Alizzz / Fotografía: Sharon Lopez

Por otro lado, los riffs rockeros, los fraseos de bajo y la electrónica oscura que adoran millenials y boomers corrieron a cargo de Nacho Vegas, Placebo, LCD Soundsystem y el conjunto berlinés Moderat que activó el climax del show a los 10 minutos de empezar aflorando el espíritu fiestero- festivalero en las personas allí concentradas.

Placebo / Fotografía: Óscar L Tejada
LCD Soundsystem / Fotografía: Óscar L Tejada
LCD Soundsystem / Fotografía: Óscar L Tejada
Moderat / Fotografía: Óscar L Tejada
Moderat / Fotografía: Óscar L Tejada
Nacho Vegas / Fotografía: Sharon Lopez

La fuerza del festival se concentró el viernes en Kobetamendi

Sin duda, el viernes fue un día clave en el festival ya que la afluencia masiva de gente se hizo palpable en cada concierto, especialmente en los headliners. La anécdota se forma en el bolo de Bomba Estéreo donde la cantidad de asistentes imposibilitaba avanzar a ningún lado.

Su apuesta por el folk, la electrónica, la puesta en escena y el color hizo que las pantallas auxiliares del escenario San Miguel brillaran. El buen trabajo de realización de dichas pantallas es un dato muy destacable en esta crónica.

Bomba Estereo / Fotografía: Sharon Lopez

Confeti de Odio interpretó el tema “Nuevo final” que estará dentro del nuevo disco: ‘Septiembre‘ y Kelly Lee Owens (entrevistada en OCIMAG) apostó por la escenografía desnuda y sensitiva. Fue con los andaluces Lori Meyers (entrevistados en OCIMAG) cuando intuimos que esta edición era muy importante cuando tocaron temas como “Luces de neón” o “Punk”.

The Killers: una brutal y compacta actuación

Posteriormente, la brutal y compacta actuación de The Killers incluyó en la panorámica del escenario Nagusia a miles de personas saltando y cantando cuando escuchamos clásicos como “Mr. Brightside” o “Somebody told me”.

Kelly Lee Owens / Fotografía: Alba Ruperez
The Killers / Fotografía: Rob Loud
The Killers / Fotografía: Rob Loud

Nogen, Axolotes Mexicanos, Shego, los míticos Supergrass que por supuesto interpretaron su gran hit “Alrigt”, Chill Mafia, Mykki Blanco y Dorian fueron propuestas muy destacadas ya que entre ellos se evidencia la diversidad sonora y estilística del festival.

Supergrass / Fotografía: Sharon Lopez
Dorian / Fotografía: Alba Ruperez

Pero sin duda, lo mejor del viernes y quizás de todo Bilbao BBK Live fue el concierto del compositor y productor Stromae que regaló una experiencia audiovisual de óptima calidad a sus seguidoras y seguidores que llenaron el recinto y corearon temas como “Formidable” o “Papaoutai” a pleno pulmón.

Stromae / Fotografía: Sharon Lopez
Stromae / Fotografía: Sharon Lopez

La puesta en escena del belga hizo que Bilbao BBK Live tenga el derecho a estar en la vanguardia de los festivales europeos. La noche nunca se cierra en Kobetamendi. Bicep live dio alas al hard techno mientras las pinchadas en los escenarios Beefeater, Basoa y Lasai las protagonizaron Mareo: Chico Blanco, 8Kitoo y b2bbs, Jasss, Carl Craig, Yusu y Bufiman entre otros dj´s.

Bicep / Fotografía: Sharon Lopez

Apostar por la diversidad siempre da buen resultado

El último día en Kobetamendi lo marcó la concordia y diversidad entre asistentes y programación. Se podía ver a grupos de adolescentes acompañados por sus padres, pandillas de chicas y chicos de veinte años, treinta, cuarenta y bastantes más.

Podría empezar por varios bolazos a los que asistimos pero lo haré por el del rapero argentino Wos y los problemas de sonido que tuvo y de los que salvó el fervor de su público. El sonido fue un inconveniente que detectamos en varios bolos del sábado. Ezpalak y Venturi aportaron el diy y la esencia punk que nunca debe faltar en los festivales tocando temas de Parálisis Permanente y un repertorio ligado a la cara más salvaje del underground.

WOS / Fotografía: Óscar L Tejada

La banda Cariño abrió el escenario grande con problemas de sonido en el equipo de voces pero con un público entregado bajo un sol abrasador. Los cambios de velocidad también fueron una constate que reunió en cada bolo a un target determinado. Un ejemplo de esto fue la propuesta de Sen Senra que disminuyó la velocidad pero llenó el escenario de adeptos y adeptas.

Cariño / Fotografía: Alba Ruperez
Cariño / Fotografía: Alba Ruperez
Sen Senra / Fotografía: Alba Ruperez

El sábado la programación estaba pensada para que los bolos de los cabeza de cartel no se solaparan (aunque no estuvieran exentos de retrasos) así que disfrutamos del magnífico concierto de Rigoberta Bandini sin prisas y absorbiendo su constante reivindicación en la performance. La sorpresa se hizo presa del público cuando Amaya Romero se subió al escenario para interpretar su último éxito “Así bailaba”.

Rigoberta Bandini y Amaia Romero / Fotografía: Alba Ruperez
Rigoberta Bandini / Fotografía: Alba Ruperez

El esfuerzo del público por llegar a la primera fila del bolo de Nathy Peluso se justificó cuando desplegó su propuesta “calambre”, latina, potente y poderosa que reunió a miles de fans que ella se guardó en el bolsillo sacando la Ikurriña al final del concierto. Escuchamos temas de su discografía desde un primitivo “Corashe” al actual “Vivir así es morir de amor”.

Nathy Peluso / Fotografía: Alba Ruperez

La apuesta futurista de Pet Shop Boys

Sin pisarse entre ellos, el bolo de Pet Shop Boys congregó a fieles seguidores de la banda que defendieron sus greatest hists ante una puesta en escena futurista a la que nos tienen acostumbrados. El escenario Txiki se llenó de seguidores de Carolina Durante que equilibraron esa dicotomía palpable entre los sonidos rockeros y electrónicos y desplegaron el set list entre saltos y headbanging del público.

Pet Shop Boys / Fotografía: Alba Ruperez
Pet Shop Boys / Fotografía: Alba Ruperez

Otro de los mejores encuentros del festival fue con la artista británica de ascendencia tamil-cingalesa M.I.A con una propuesta sonora muy ecléctica, un trabajo de efectos visuales muy potente y un acompañamiento coral y coreográfico muy diferente al de los demás artistas. Paralelamente Nilüfer Yanya se acompañaba de su banda y saxo en un escenario Beefeater a medio llenar pero con gente muy entregada.

M.I.A / Fotografía: Alba Ruperez
M.I.A / Fotografía: Alba Ruperez

El broche del sábado en Kobetamendi lo puso J Balvin y el espectáculo audiovisual, de fuego y gases que acomodó a su repertorio de clásicos del reggaetón con un público incluso mayor que en cualquiera de los anteriores bolos y una pista de baile absolutamente volcada en temas como “Mi gente”, “Con altura” o “In the ghetto”.

La fiesta no se terminaba con este bolo en Kobetamendi ya que Basoa y Lasai continuaban su programación house, hard, minimal y drum & bass gracias a nombres como Identified Patient, Lena Willikens, Clara!, Dj Voices o Sangre Nueva.

J Balvin / Fotografía: Alba Ruperez

La 15ª edición del festival Bilbao BBK Live se ha posicionado en 2022 en el ranking de los mejores festivales europeos gracias a los datos de asistencia, el buen trabajo de la organización y la propuesta musical y cultural que reúnen no a una sino a varias generaciones amantes del rock, el pop y la música electrónica.

Esa es una puerta abierta al entendimiento intergeneracional y la aceptación de los gustos musicales y culturales de una y otra franja. En 2022 Bilbao BBK Live ha sido un éxito para todos, para todas y para todes.

Fotografía: Asier Camacho
Fotografía: Asier Camacho
Fotografía: Oihane
Fotografía: Óscar L Tejada

Texto: Pepa Ferreiro

www.bilbaobbklive.com

 

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.