Theus Mago

Nos sentamos hoy frente a Theus Mago. Ese es el alter ego del productor mexicano Mateo González, responsable también de otros proyectos de música de baile como Bufi o Sonido Fantasma.

Si los juntamos todos, y teniendo además presente su propio sello Duro (junto a Moisees), lo encontraremos publicando en sitios como Kitsuné, Discotexas, Lumiere Noire, Felines Tier, Pets, Optimo, Ombra, Turbo, Sincopat o Correspondant (discográfica de Jennifer Cardini, a la que tuvimos el honor de entrevistar en OCIMAG). Muy pronto también en Depaart.

Con este ‘nuevo’ seudónimo artístico (lleva con él algo más de cinco años) nos muestra su talante más excursionista y oscuro.

En la música que ha estado publicando vibraremos perfectamente con un desdoble de baile influenciado por el techno, la solidez y una marcada andanada Coldwave. En su sonido hay muchísima energía y cosmos. Descubramos lo que hay en sus palabras…

 

La personalidad poliédrica de Theus Mago

Theus Mago es un artista de múltiple personalidad que ama la música sobre todas las cosas… ¿voy bien encaminado?.

Mateo, ¿cómo describirías tu manera de actuar con este alter ego creativo nacido en 2014, y cuáles serían las principales diferencias con otros proyectos como Bufi o Sonido Fantasma?

Creo que la diferencia esencial entre Bufi -que ha sido el proyecto por el que la gente me ha conocido más durante los últimos 10 años-.

Theus Mago, es que el segundo, al ser más insistente en el ritmo y las texturas, toma atributos de géneros más cercanos a la electrónica dance “pura” como son el techno y el electro. Por otro lado mi proyecto primigenio no deja de mantenerse cerca del indie y el pop.

Sí que encontramos un denominador común en tu recorrido artístico, y ese, mejor dicho esa sería la música electrónica ¿recuerdas cuándo fue la primera vez que te picó el gusanillo de este tipo de sonoridades? ¿Quizás fueron otras en un principio?

El recuerdo más lejano que tengo por la música electrónica fue, de hecho, relacionado con los video-juegos. Fue el soundtrack de Wipeout XL y su mezcla de big beat y breakbeat por allá del año 1996, lo que llamó mi atención hacia los ritmos creados por medio de computadoras por primera vez.

En ese entonces también estaban circulando mucho los compilados súper comerciales de Dance Club. Pero no era algo que me tomara en serio y no tenía tanto interés en cómo hacer ese tipo de música.

Cuando tenía unos 15 años empezaba a tocar guitarra y por ese entonces mi afición por la electrónica disminuyó, al estar más metido en el grunge y punk.

Fue un par de años después cuando fui a una rave de goa trance y minimal trance que quedé completamente fascinado con la potencia del beat. Al poco tiempo ya tenía Reason instalado en mi computadora y empezaba a hacer cochinadas con él.

¿Sigues acechando los video-juegos en los ratos libres, o no tan libres?

Ya no tanto, fuera de ocasionales reuniones con amigos para gritarle a la TV con el FIFA puesto.

 

Los sentimientos también se bailan

Escuchando tu música como Theus Mago, no hace falta ser un analista para conectar muy rápidamente con tus sentimientos y esa manera de explorar ya no solo con sonidos de baile, analógicos, synthwave, etc. también ofreces hermosas texturas – ambientes como en el tema que suena aquí ahora de fondo “Pascuel”. Puedo sentir raíces, tribus, verdad y conexión con la naturaleza más ancestral ¿nos cuentas sobre esta canción?

Hubo siempre algo que me atrajo hacia lo tribal-prehispánico-afro-místico-ritual. Supongo que tiene que ver con que una buena Rave también es una especie de ritual que tiene muchos paralelismos con el misticismo tribal.

Para mí, como Latinoamericano, esta conexión siempre fue evidente y desde hace años la vengo explotando en mi música (“Ritmo Culto”, “Rituales Ocultos EP”, “All The Colours”, “Second To None (Bufi «Cairo Cumbia» Remix)”).

Hoy en día esto se ha vuelto una moda y ya existe todo un mercado turístico alrededor. Es lo que llamamos Shamanic (lo cual aborrezco).

 

Abriendo puertas desde México hacia afuera

Se te considera toda una leyenda allá por tú santa patria: México ¿qué tal se digiere eso?

Y a todo esto, como un “héroe local” como tu percibe que ha crecido la escena electrónica mexicana, más allá incluso, latinoamericana, en los últimos 30 años.

Qué halago. Quizá esa sea la percepción que hay de mi afuera, pero acá no veo tal cosa. La escena mexicana es difícil, demasiado sujeta al “hype” y con un lapso de atención muy breve.

Quizás muy acostumbrada a que las relaciones personales sean un factor decisivo para la curaduría de eventos, pero supongo que eso pasa en todos lados. Por suerte hoy en día es más fácil desarrollar una carrera internacional, algo que me ha ayudado mucho.

Desde que estás en esto de un modo profesional ¿qué has echado más en falta a nivel nacional, internacional y por lo contrario, qué es lo que más te ayudó a crecer, incluso creer en ti mismo?

En 2014 viví en Francia por un año y me topé con la dura realidad de que nadie me conocía, y poder tocar como ya lo hacía en México (todos los fines de semana) iba a ser imposible.

Eso hizo que me tomara más en serio la producción y que poco a poco empezara a encontrar un lenguaje propio, cosa que, en mi opinión, ha sido mi reto más difícil. Fue en ese periodo cuando decidí empezar Theus Mago.

Leí que decías en 2016, algo así como que “Pese a la situación política y económica del país, la gente está haciendo un esfuerzo enorme…” ¿qué tal marcha esa ‘lucha’? ¿Positividad ante todo?

No lo llamaría positividad. Creo que es más inercia y resignación. La gente, pese a lo que el país vive, no deja de salir a bailar, lo cual es algo positivo indudablemente.

Existe esta sensación en la que parece que la violencia se ha normalizado tanto que supongo que ya estamos anestesiados contra las atrocidades cometidas a diario por el crimen organizado.

Por suerte (o por desgracia), en los clubes que yo frecuento, se ha logrado encontrar una coexistencia “pacífica” entre mafiosos y la gente / clientes. Así México puede seguir saciando su sed de baile.

Le acabo de dar el play de nuevo a esto, y ya sabrás lo que suena ahora de fondo. En mi opinión uno de los discos más bailables y completos de lo que llevamos de año: “Osla” EP, en Correspondant, donde se encuentran exquisiteces como “Yeyo & Ushwaka”. Menuda mezcla de razas; acid y disco ¿qué tal está funcionando?

¡Excelente! Sin duda fue un EP que tuvo muy buena recepción y me llena de alegría.

 

Theus Mago con Jennifer Cardini, Chloé y Moderna

¿Podría ser Jennifer Cardini una de esas personalidades con las que –por su bagaje, etc.- más te ha apetecido siempre trabajar?

¿Qué otros nombres sumarías a este hipotética lista? ¿Chloé por ejemplo? ¿Conoces también a nuestro ilustre valenciano AFFKT de Sincopat, verdad?

Ahora que lo mencionas, he sacado música en el sello de Chloé y en el sello de AFFKT, así que palomita para ambos. Por el momento no tengo en mente a alguien que admire y que busque para poder colaborar, pero siempre estoy abierto a hacerlo. Lo único que busco es una cierta compatibilidad (musical y personal) ¡y que la suma de las partes resulte en algo fresco e interesante!

Ah, no se me escape esto: nos encantará conocer la historia detrás cuando conociste allá en México a Moderna…  ¿aquello de Ley Seca?

Fue una fiesta el fin de semana en el que hubo elecciones para el congreso mexicano. En esos días no hay venta de alcohol, pero nosotros (como muchos otros) tuvimos la astucia de hacernos de provisiones y poder hacer un mini rave casero llamado ‘Ley Seca’.

Ahí conocí a Moderna -quien estaba desamparada ya que sus gigs en la ciudad se habían cancelado- y al poco tiempo estábamos haciendo “Dog Is Calling You” en mi estudio. Ahora la fiesta sigue en distintas localidades y su moto simplemente es “prevé tus compras”

Me gustaría ahora que me confesases alguna otra cosa, como por ejemplo ¿qué tal afrontas unos buenos hábitos de vida dentro de esta profesión muchas veces descarnada y sacrificada?

¿Consejos o ideas para no perder el norte? O igual me equivoco y eres de los pocos que avanza por un camino de rosas…

Ahora estoy teniendo un segundo aire estudiantil y me encuentro en medio de una vorágine por aprender cosas nuevas como diseño gráfico y producción visual, además de estar más metido que nunca en el estudio.

Esto implica que el día se hace más corto, así que he tenido que recortar algo del tiempo que pasaba teniendo resaca post-fiesta. ¡Sacrificios!

¿Qué es lo primero que harías si te sientas en el estudio para componer nuevo material, varias sesiones y durante toda una semana, y sin embargo nada que realmente te satisfaga sucede? ¿Y lo segundo?

Lo primero: parar y salir del estudio para hacer alguna otra cosa. Lo segundo: regresar e intentar de nuevo.

¿Cuál ha sido la decisión más difícil que has tenido que tomar desde que te dedicas a esto?

Alejarme del hogar, de mi esposa y de mis animales durante varias semanas para estar de gira. ¡Al poco tiempo me pesa!

¿Algún deseo que se pueda cumplir para este 2020?

¡Deseo que Francia gane la Eurocopa!

 

soundcloud.com/theusmago

Entrevista: Bruno Garca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *