La premonición de una futura catástrofe medioambiental podría ser uno de los mensajes que se reflejan en el trabajo de Antonio Segura Donat, artista polifacético conocido por el seudónimo de Dulk. Crecer rodeado de animales y en contacto con la naturaleza le proporcionó una de las grandes experiencias inspiradoras de su vida, inspiración que siguió cultivando a lo largo de su niñez reproduciendo las ilustraciones de los animales exóticos que encontraba en las viejas enciclopedias de la biblioteca de sus padres y llevando consigo su cuaderno de dibujo a todos lados. Con la mayoría de edad le llegó el momento de elegir una rama de estudios muy alejada de su vocación, error que corrigió al poco tiempo volcándose en la ilustración y estudiando diseño gráfico en la Universidad de Valencia. Dulk trabaja con la misma intensidad todas las disciplinas artísticas en las que se embarca, con un imaginario muy característico que parte de su habilidad para conservar la mirada del niño enamorado de la naturaleza que un día fue. En su obra cobra vida un extenso animalario trágico-cómico a todo color que forma parte de un paisaje surrealista lleno de detalles. Dulk crea ejércitos heterogéneos de animales que se unen en su dolor ante la agresividad del estilo de vida del ser humano y su pasividad ante la destrucción que éste causa en el medio ambiente.

www.dulk.es

Texto: Rosario Muñoz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *