Al alcance de las yemas de los dedos tenemos una nueva edición del L.E.V. Siglas que corresponden a “Laboratorio de Electrónica Visual”. Será este próximo jueves 27 -hasta eldomingo 30 de abril- cuando arranque la XI edición del Festival Internacional de Creación Audiovisual de Gijón. Sin ningún género de dudas, y no porque lo digamos nosotros, sino porque se ha cantado a los cuatro vientos por los asistentes de ediciones pasadas, un ‘5 estrellas’ a nivel Europeo en cuanto a eventos donde se concilia y mima por igual música electrónica y el lenguaje visual más innovador.

Platos Fuertes. Todos. Así que vayamos desgranando todo lo que podamos de sus interesantísimas propuestas para este año. Por el peso que suman juntos, no queda otra que prestarle los ‘seis’ sentidos a la simbiosis generada entre Byetone (Olaf Bender, uno de los mandamases de raster-noton, genio y figura de la inteligencia artificial hecha runrún, piezas de arte como Death Of a Typographer son imprescindibles para entender el minimalismo berlinés y la tipología del glitcheo más sensorial) y Markus Heckmann, otro experimentado caballero, nacido a finales de los 70 en la que fue conocida como República Democrática Alemana, y que actualmente ejerce en la compañía canadiense de software Derivative / TouchDesigner. Ambos nos tienen preparados un set live A/V llamado Pilot en el que descubriremos las piezas de música más recientes del primero, y la mágica capacidad del segundo para capturar luces y convertirlas en estructuras u objetos físicos.

Markus Heckmann

 

Profundizando también en la expresividad y los entramados lumínicos tendremos a Nicolas Bernier con su Frequencies. Música concreta y paisajes sonoros al servicio del entorno digital más hipnótico y futurista que te puedas imaginar. Eso que el actual Nicolas Bernier -artista multidisciplinar venido de Montreal, no confundir con el compositor francés de los siglos XVI-XVII- tira mucho a la hora de componer de cacharros un tanto obsoletos como máquinas de escribir. El caso es que, gracias a su sensibilidad, a su diálogo entre soniquetes y luminiscencias, lograremos oír la luz, y ver el sonido. Volveremos a tener notable acento alemán gracias a Volker Bertelmann, esto es el pianista y compositor neo-clásico Hauschka, quien viene a presentarnos su última obra: What If. Muy conocido por su talento a la hora de experimentar con las entrañas del piano de cola introduciéndole estratégicamente todo tipo de objetos. Tenedores por ejemplo. También por explorar nuevos lenguajes a la hora de escribir bandas sonoras (cine, documentales). Un amante del misterio, de las repeticiones narcóticas, del magnetismo melódico… capaz de redefinir el piano clásico introduciéndolo en su particular túnel de electrónica y ciencia-ficción.

Hauschka

 

¿Bailamos a nuestra manera? Siempre debes decir que sí. Si bien es cierto destaca un nombre como es el del estadounidense John Beltran, no debemos cortarnos un pelo en marcar con fosforito las sesiones de la nipona Kiki Hitomi (King Midas Sound), Factory Floor, Container, Ivvvo o Synkro. John Beltran nos estará recordando lo bien que suena su último trabajo discográfico Everything at Once (Delsin, 2016). Flotabilidad petada de elementos rítmicos a la vez que ambientales. Podremos ‘bailarle a nuestra manera’ a la vez que disfrutamos de los visuales de Óscar Sol, quien se le unirá en exclusiva para este lance. Curvas peligrosas si nos adentramos en el singular universo de Kiki Hitomi. Tan sobrenatural y primitiva, como embriagadora e hiriente. Sideral y mística, incluso a veces (y ya no sé qué más decir) cercana al dub o al j-pop, sino buscaros piezas como Pink No Kimono). Lo-fi transgresor con ganas de enredar. Mucho más focalizado (al menos estilísticamente hablando) tenemos al británico Synkro. Un tío que maravilla y que cuenta por decenas sus lanzamientos discográficos en el mercado. Desde que empezase allá por 2007 con maxis como Hold Tight hasta nuestros días donde contamos con el LP Changes, un verdadero tributo al underground británico donde campan desde dubstep, 2step, bass, R&B sintético… a corrientes -incluso- mucho más atmosféricas. Aquí bailaremos con los ojos cerrados y el alma al descubierto. Si lo que quieres es techno-ibérico con sus flecos grises y con aires enrabietados, el portugués Ivvvo. Un valiente de nuestros días con la mente en una década primordial como los 90. Nik Void y Gabriel Gurnsey son los tipos detrás del proyecto Factory Floor perteneciente a la siempre respetable casa DFA. Una de las propuestas más cíclicas y techno de todo el cartel. Bailes inspirados en la explosividad del directo esta vez. Infinidades de detalles cadenciosos y buenas micro-pinceladas de por medio de noise y post-punk. Otro que se ventila que da gusto ese tipo de terrenos fangosos y maravillosos es Container. Secuencias abrasivas y techno analógico en espiral. Buena guinda para la noche del viernes 28. En plena pista te dejarás llevar por el enjambre de abejas que suscitará en tu estómago.

 

John Beltran

 

Factory Floor

 

Container

 

Synkro

 

Nuestro ombligo. Va bien. Si nos lo miramos descubriremos que anda perfectamente representado -una vez más- por artistas nacionales de la talla y el talento de Skygaze. Arquitecto asturiano de doble sentido que vendrá a presentar su flamante 2º LP Weightless Landscapes (Love Our Records, 2016). Juega en casa y encima no lo hace solo. Junto a él la artista visual ovetense Malu G. Ceca. Otro que ‘vino de cerca’, concretamente de la cuenca minera asturiana, es ARK9, ristra de sintes y sensaciones influenciadas por el post-rock y el lo-fi pop instrumental. Más clarividentes cercanos: la jovencísima promesa de 22 años RRUCCULLA que se desvive desestructurando géneros como el jazz o el hip hop, y como contraste, el folk-pop y electrónica subversiva del dúo gijonés HUIAS.

 

Skygaze

 

ARK9

 

HUIAS

 

Cinco espacios, cinco visiones. Además de una Nave donde perdernos, un Jardín Botánico donde rodearnos de verde, agua y encanto… L.E.V. contará con cinco enclaves estratégicos donde, desde el minuto uno que se inaugure el festival, tendremos en marcha varias instalaciones. Las coloristas estructuras poligonales de Carlos Coronas (Lampyridae) en la Capilla de San Lorenzo. La profunda caja negra (Boîte Noire) del canadiense Martin Messier en C.C. Antiguo Instituto. También del mismo país Maotik presentando Aeryon (LABoral Centro de Arte) o Daniel Iregui con su cubo Control No Control (Patio Corintio). Finalmente el francés Olivier Ratsi y su Onion Skin. Esta vez una instalación inmersiva con dos planos rectos creando capas y perspectivas localizada en la Colegiata / Palacio Revillagigedo.

 

Carlos Coronas

 

Maotik

 

Daniel Iregui

 

La guinda de todo esto es un documental. Imprescindible. Nada menos que el dedicado a la mítica banda Esplendor Geométrico. Lleva por título Geometría del Esplendor y como no, es un tributo a estos artífices de estrenar en España el ruido con criterio. Un trabajo dirigido y realizado por el cineasta y video-artista José Ramón da Cruz que se podrá ver en la Cineteca de la misma LABoral.

 

Geometría del Esplendor

 

LEV FESTIVAL 2017

27, 28, 29 y 30 de abril de 2017 / Laboral Ciudad de la Cultura, Gijón

Comprar entradas.

www.levfestival.com

 

Texto: Bruno Garca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *