Elias Bendix

Ante nosotros un danés bohemio y culo inquieto. No en vano ha pasado media vida en un buen puñado de países distintos. Elias Bendix, experimentado guitarrista de jazz fusión que finalmente se desmarca con un álbum de debut donde también tienen cabida el sonido funk de tempo domesticado, el synth pop y los beats electrónicos.

“Puzz” (Music Unity, 2021), así se titula su entretenido disco donde, en un relato de hasta doce canciones nos renueva la moral a través no solo de música y ritmos accesibles y bailables, que también mensajes positivos y estimulantes.

Elias Bendix: el desarraigo y un paleta de colores muy personal

Elias Bendix lo tiene claro, la música es su lazo con la gente. Conectar y generar buenas vibraciones, su principal misión. Salta a la vista, antes incluso de escuchar su particular sonido, que estamos ante un artista ‘multicolor’ muy sociable que ha crecido aprendiendo idiomas y culturas de países tan diferentes como Francia, Italia, Argentina e incluso España. A él, le ha sumado.

Lo que para muchos sería un trauma, un desconcierto, para Bendix ha sido una oportunidad. Y lo demuestra con su ecléctico pero al mismo tiempo moderado discurso. Armonías poperas, ritmos jazzeros y neo-funk del que da calambre se dan la mano en este divertido LP de título “Puzz”.

Varios espejos donde mirarse

Aunque pronto estudió guitarra, su desarrollo hasta nuestros días se ha nutrido sobre todo de la interacción con amigos, músicos callejeros y mucha exploración. Un todo vale como la copa de un pino. Si en las canciones de Elias hay frescura es porque tenemos a un músico que se ha divertido tanto preparando mixtapes de hip hop con los colegas, a dejarse el alma por las calles de Nueva Orleans embebido en una “Second Line”… a armarse de valor para compartir escenario con el mismísimo Prince.

Batiburrillo en el buen sentido de la palabra que nos consta ha pasado por escuchar a tope la energía y manera de componer de Kurt Cobain (Nirvana), al rap de De La Soul o Dr. Dre… como a la elegancia vocal de David Byrne o Tomás Hoffding (WhoMadeWho). Porque si, Elias Bendix además de defenderse sobradamente con las cuerdas, también se lo monta cantando. Una voz fresca, melódica, cargada de buena onda, diferentes tonos (incluidos falsetes) como bien queda demostrado en las canciones: “Melody Beach”, “So Fine” o “Up Above”.

Jazzmiroquai

No, no estamos locos. A esta conclusión hemos llegado tras escuchar dos veces seguidas este álbum debut llamado “Puzz”. De las muchas raíces de las que se nutre el sonido de este rubiales destacan –y seguimos concentrados en “Puzz”, por supuesto- un hilo conector bastante claro con la propuesta del idolatrado Jason «Jay» Kay, esto es Jamiroquai.

Pero en el caso del nórdico bastante más jazzero. Se nota mogollón como por sus venas corren litros y litros de este género. Y la manera de ser interpretado. Os invitamos sin duda a escuchar temones como “My World” o “Lovesick”. Por cierto, justo la capital danesa cobra vida en estos días con el jazz en las calles, cafés, salas de conciertos y escenarios al aire libre durante el Festival de Jazz de Copenhague.

Finalmente, si lo que buscas es desconectar bailando… “Revolution”. Sentirte Flex y pop: “Superheroes”. Canciones que además encierran hermosos mensajes. En cambio sí lo único que buscas es escapar del calor, ponerte en tono tranquilote y playero engánchate a “Melody Beach”. Y así, a lo tonto, a lo tonto, nos hemos completado un buen puzle.

Artista: Elias Bendix
Trabajo: Puzz
Label: Music Unity
Fecha lanzamiento: junio 2021

Elias Bendix portada de Puzz

orcd.co/puzz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *