Tobias Lampe

Hoy nos vamos a introducir en las entrañas de hfn music, sello con base de operaciones en Hamburgo que acaba de cumplir 100 lanzamientos discográficos. El capitán de este barco, nunca mejor dicho pues tienen las oficinas pegadas al puerto, no es otro que Tobias Lampe.

Un caballero a las sombras de los que llevan décadas esforzándose para que desde ese norte tan frío salgan artistas y música realmente necesaria.

Trentemøller, Kasper Bjørke, Null+Void, Lydmor, Darkness Falls, Jacob Bellens (próximo en publicar álbum, a la vez que Fluqx con «Monolith») o Reptile Youth, por solo nombrar algunos miembros del clan.

Eclecticismo cocido a fuego lento y una mente muy abierta curtida en la experiencia y una auténtica pasión, la música.

Tobias Lampe, la experiencia es un grado

A modo de introducción, ¿puede contarnos un poco sobre quién eres y en qué aguas sueles nadar? ¿Desde cuándo Tobias Lampe está totalmente dedicado a esto tan enrevesado -a veces- que es la industria musical?

Todo comenzó justo después de mi etapa en el Instituto. Y mientras estaba a la espera de realizar un trabajo de servicio comunitario el cual me serviría de puente hasta ingresar en la Universidad. Estuve, y esto gracias también a unos amigos, un buen tiempo intentando encontrarme a mí mismo.

Fue entonces cuando surgió la oportunidad de formar parte de un increíble nuevo club de Hamburgo llamado Unit. Estuve durante mucho tiempo contagiado por infinidad de músicas y estilos diferentes. Por aquel entonces me centraba sobretodo en la EBM, New Wave e Industrial.

Pronto comencé mi propia noche en aquella sala tirando precisamente de todo ese sonido. Lo combinaba en todo caso con la nueva ola de Acid House y Techno que me iba llegando.

Todo esto fue a su vez auspiciado por el dueño del sello Play It Again Sam en Alemania, quien me solía enviar todo lo nuevo para luego pincharlo allí.

Yo era un novato en todo eso, por lo que estaba bastante emocionado con la súplica ¡alguien se ofrecía a enviarme vinilos gratuitamente! (risas).

Me reuní un día con él en su oficina, y de golpe y porrazo comencé a trabajar con ellos también. Ayudando primero con los envíos de discos a DJs y prensa.

Luego fundé el departamento ‘dance’ de PIAS en Alemania, en este caso promocionando y cerrando los primeros acuerdos de distribución por tierras alemanas de discográficas nuevas de Bélgica y los Países Bajos.

Algunas como GoBang!, ESP, el sello Seven Stars de Quazar o Beam Me Up de Speedy J. Estos, por nombraros solo algunos…

Tras tantos años de experiencia y trabajo intenso te convertiste en un verdadero especialista de la escena musical…

¿Qué tan fácil o difícil ha sido el camino hasta el momento? Teniendo en cuenta sobre todo las constantes mutaciones que no paran de sucederse.

Así es. Si uno mira hacia atrás, resulta un poco extraño lo que estaba presenciando y formando parte al mismo tiempo. Años de experiencia que se iniciaron en un período en el que las grandes compañías gobernaban casi todo el mundo de la música con su dinero y modelo de negocio.

Incluido algo tan esencial como el marketing y la promoción. El pistoletazo de salida fue ahí, luego comenzó el auge del poderío indie y en este caso modelos de negocio que uno mismo se iba ingeniando motu propio.

Y por supuesto, ya en la actualidad, donde parece ser que se cierra el círculo abierto cuando yo empecé. Siendo otra vez los ‘grandes’ quienes llevan las riendas del comercio y las ganancias poseyendo parcialmente compañías tecnológicas como Spotify. Ellos dominan la distribución de lo que los oyentes ‘deben’ oír. Y bueno, así vamos.

Comenzamos primero con el vinilo, luego nos liamos la manta a la cabeza con los CDs, aterrizó sin piedad el mp3, luego la piratería y todo esto sin tiempo para casi reaccionar.

Pero bueno, la verdad es que a nosotros nunca nos ha llegado a ir mal. Parece que siempre nos adaptamos bien y cambiamos nuestros conceptos de forma bastante natural.

Es harto trabajoso llevar un sello hoy en día, una auténtica locura. No tengo claro si hubiese elegido el mismo camino si volviese unas décadas atrás.

Pero es la música esa fuerza mayor que me impulsa una y otra vez.Mi filosofía siempre ha sido la de guiarme solo por el interior, soy muy visceral, y ha funcionado bien hasta ahora (risas).

¿Qué acumulas más, victorias o derrotas?

¡Vence lo bueno!

En este barco no se viaja solo

Por cierto, cuáles serían las principales particularidades de las marcas que fundaste y registraste: hfnmusic, Superstition, In MyRoom, y Hafendisko ¿me olvido alguna?

Continuando con el hilo anterior… era normal que tarde o temprano llegaría el momento de fundar un nuevo sello propio. Ese sello se creó en 1993, y fue Superstition Records.

Usé ese mismo nombre para la compañía que luego también establecí. Y aunque la paré como sello tras una década en marcha, la compañía aún sigue siendo la base de todas mis actividades.

Mi primera intención fue la de sacar adelante un sello que mostrase un abanico de estilos amplio. Así que más o menos enfoqué mi percepción adquirida a lo largo de los años a una sola compañía con varios sellos que representasen un espectro musical más vasto.

Aquello no se hizo de golpe, más bien se fue cocinando poco a poco, a fuego lento. Tan solo quedaba ver esa señal que me indicase era el momento idóneo para, por ejemplo, comenzar con un sello como hfnmusic.

Y esa señal llegó justo cuando surgió la idea de Trentemøller recopilando aquel varios llamado “Harbour Boat Trips”. Le siguieron grandes lanzamientos de Kasper Bjørke, Darkness Falls, Jacob Bellenso Reptile Youth.

Por otro lado está también In My Room, digamos que la ‘hermana’ de hfnmusic, y donde precisamente el danés Trentemøller va publicando lo que le apetece. Y esto siempre que lo desee él. Sin presiones.

Luego Hafendisko, otra ‘hermana’ más de hfnmusic. En este caso más orientada a los sonidos de club. Pensando en lo que se suele editar ahí,siempre tengo esta imagen en mi cabeza: la de una noche de club perfecta con vistas al puerto y una gran bola de discoteca en el techo.

 

Trentemøller: ‘culpable’ desde el principio hasta ahora

Ahora si nos centramos un poco más en hfnmusic, la cual acaba de cumplir este mes de febrero un centenario. Nada menos que 100 lanzamientos discográficos en el mercado.

El honor ha sido para la remezcla que, como no, Trentemøller -entrevistado en OCIMAG-, ha hecho del “Lovable” de BlaueBlume. Aquí tenemos el vinilo blanco 10” que una delicia… A lo que voy, ¿cuánto de satisfecho se siente de haber llegado a este momento único?

Una de las cosas que uno se percata llegado a este punto es que, para seguir trabajando en este negocio, debes estar siempre a la vanguardia. Dicho de otro modo, debes tener ya la mente en los meses venideros.

Ahora mismo por ejemplo estoy pensando más en lo que está por venir esta primavera, verano y próximo otoño… que saboreando el centenario. Muy centrado en todos los lanzamientos y planes que tenemos ya entre manos.

En otras palabras, es complicado percibir este momento en el que estamos hoy inmersos. Vaya, si, ¡acabamos de cumplir 100 lanzamientos! No sé si sabes a lo que me refiero.

Denoto tu interés y alegría por ello, así que realmente agradezco tu cariño. Esta es seguramente una buena sensación a la vez que extraña, ya que tanto estos 100 lanzamientos, como los 10 años que llevamos sin parar, han pasado muy rápidos, tan rápidos….

 

 

¿Cómo encaraste al bueno de Anders para luego, imagino que reunidos, discutir todo el ideario, concepto, de lo que debería ser y cumplirhfnmusic?

Eso, hasta que se comenzó a dar forma a ese recopilatorio, primer disco de vuestro catálogo, llamado “Harbour Boat Trips: 01 Copenhagen”.

Como se mencionó anteriormente, fundé la compañía detrás de hfnmusica principio de los noventa y lancé todo tipo de música basada en sonidos electrónicos con diferentes plataformas.

Una de ellas fue Poker Flat, la cual construí junto a Steve Bug. Yo ya copaba mil cosas, pero no cesaba de pensar en crear un nuevo patio de recreo más espacioso que nunca.

Uno con géneros y artistas que yo personalmente adorase. Como bien sabrás, el álbum “The Last Resort”, así como otros grandes discos de Trentemøller, fueron lanzados en un primer momento por Poker Flat. Esto deja patente que los dos estuvimos trabajando juntos desde hace la tira de años.

De hecho, la idea de ese “Harbour Boat Trips” surgió después de unas cuantas charlas de lo más amenas. Luego también nos rebanamos los sesos pensando cómo llevarla a cabo.

Coincidimos en pensar que aquello no encajaba para nada con el rollo musical de Poker Flat. Así que aquel impulso fue más que bienvenido, esa era la señal para fundar el nuevo sello.

Aunque ni siquiera había firmado aún a ningún otro artista. Eso fue en Mayo de 2009, luego tuvieron que pasar otros cinco meses hasta que un primer single de Kasper Bjørke(“Young Again”) viese la luz.

El espíritu descarado y singular de Hamburgo

Para aquellos que aún no lo hayan notado, y aunque tenéis mucha afinidad con los artistas de allí, la sede de hfnmusic no está en Copenhague, sino en Hamburgo.

¿Cómo es la vida diaria para usted y el equipo? He estado una vez en Hamburgo y debo decir que es un lugar hermoso (bueno, un tanto frío), con una historia y personalidad muy interesantes.

Hamburgo, tal vez por su puerto e historia, es una ciudad de mentalidad abierta y a su vez muy hermosa.Vivimos en la parte occidental, cerca del río y del puerto, así que a veces escuchamos los barcos desde la oficina, o incluso vemos gaviotas revoloteando sobre nuestras cabezas.

Un dato curioso: esta zona de Hamburgo (llamada «Altona») era en realidad una parte del Reino Danés hasta 1863, por lo que tenemos en realidad más en común con Copenhague que no solo su clima gélido (risas).

No debería envidiar mucho o nada a la omnipresente Berlín, ¿verdad? ¿Algunos lugares favoritos que usted y el equipo de hfntendáis a frecuentar?

Dejadme deciros algunos de los que tenemos muy cerca. Las playas, si, no bromeo. Te sientas en la arena con tu bebida y te dejas llevar por las vistas.

Por ejemplo, enormes contenedores de hierro entrando en el puerto. Ese mismo puerto tiene innumerables rincones, parques muy chulos como el “Jenish Park” y en nuestro barrio, el “Ottensen”.

Cuando entras en él cuesta mucho abandonarlo ya que es muy tranquilo y bonito. No es precisamente un sitio donde ir de noche, es entonces cuando os sugiero ir al Schanze” y “St. Pauli”.

Una vez allí, preferiblemente a clubes como el “Uebel&“Gefährlich” y el “Golden Pudel” donde solía realizar con regularidad mis eventos “PokeMy Flat”.

Una ciudad portuaria. Ya hemos ido descubriendo que eso ha influenciado y luego consolidado lo suyoenel talante aperturista de tus discográficas, ¿qué más?

Por supuesto. Creo que Hamburgo posee una historia cultural muy amplia. Es única si se compara con todas las demás ciudades de Alemania, en todos los sentidos, incluido el ámbito cultural.

Nunca mejor dicho, Hamburgo fue siempre un ‘puerto seguro’ para las subculturas y el circuito underground. Incluso si volvemos la vista atrás, al período nazi por ejemplo,me viene a la memoria cuando Hamburgo tuvo una subcultura vital relacionada directamente con el jazz.

Fue de hecho la ciudad que mejor sobrevivió a la represión. A nivel personal estuve expuesto a infinidad de estilos desde una edad bien temprana. Con 11 o 12 años solía escuchar ‘electro’. Desde Planet Patrol o Afrika Bambaataa, Soulsonic Force… o Depeche Mode.

Lo cierto es que estuve siempre interesado en todo tipo de sonidos. En mi adolescencia tuve como héroes gente como Einstürzende Neubauten, Nick Cave, y otros artistas de ese palo. Pero también me gustaba el Rap / Hip Hop, Soul y música Pop.

Algunos miembros de la troupe de artistas de hfnmusic son Kasper Bjørke, Lydmor, Null + Void, Jacob Bellens, Reptile Youth, BlaueBlume, Darkness Falls y, por supuesto, Trentemøller.

¿Estoy acertando tachando a esta alianza de ser una «verdadera familia»?

La mayoría de los que acabas de citar viven en Copenhague y nos conocemos desde hace bastante tiempo. Entre ellos son igualmente amigos.

Pero dicho esto, la palabra ‘familia’ no es quizás la mejor forma de denominar lo que hemos generado. Aunque la confianza y el respeto mutuo están seguro al mismo nivel como el que pueda vivirse dentro de una familia que se sienta dichosa.

Tres álbumes esenciales

He estado revisando todos los álbumes esenciales del sello hasta la fecha. Ha sido una tarea muy complicada, pero he logrado decidir mis 3 favoritos. ¿Qué historia podrías contarnos detrás de los siguientes?

Kasper Bjørke – Standing On Top Of Utopia, 2010

Fue nuestro primer álbum firmado por un artista en solitario. Fue un momento muy emocionante. Resultó apasionante trabajar tan cerca de una persona como Kasper y su proyecto por primera vez.

En ese momento parecía que el mundo aún no estaba listo para él. Pero sin embargo su carrera se hizo cada vez más exitosa, viral que se dice ahora, con el paso de los años.

Este disco resulta ser todo un clásico si lo escuchas ahora ¡Tantos temazos ahí dentro! Como por ejemplo “Heaven” que luego fue remezclado por Nicolas Jaar, quien tampoco era muy conocido por aquel entonces. Ya ves…

Trentemøller – Lost, 2013

Este fue lanzado por In My Room, por lo cual, teniendo en cuenta lo que ya conté, poco más que añadir de cómo sucedió. Si aprovecho para decir que él es todo un genio.

Cada vez que Trentemøller hace la entrega de un nuevo disco, ahí que me encuentro con una obra maestra. Es verdad que a veces se demora lo suyo, sobre todo cuando hay temas de por medio donde deben ir vocales. Pero da lo mismo, porque el resultado y los/las cantantes que siempre incorpora son fascinantes.

Me resulta imposible escoger mi álbum favorito de él, son todos fabulosos a su manera. Nunca olvido cada vez que me invita ir al estudio para escuchar la música por primera vez. Se me va la cabeza una y otra vez.

Me viene a la mente de aquel disco las joyazas que tuvimos a modo de video-clips. Echadle un vistazo por ejemplo a “Gravity” más allá de la historia y la música. Si te tiran las últimas películas de “StarWars”, te llevarás una gratísima sorpresa al reconocer al actor que lo protagoniza

 

Null + Void – Cryosleep, 2017

Conocí a Kurt por primera vez cuando actuó junto a Kasper en una fiesta “Poke My Flat” en el sitio ya mencionado, el club Golden Pudel.

Aquella fue una noche muy divertida y Kurtpinchó mucho electro, lo que resultó ser para mí una diversión bien fresca y emocionante en ese momento.

Tiempo después me mencionó que tenía listo un LP. Me envió unas demos y quedé estupefacto. En el buen sentido. Si bien resultaba demasiado ‘electro’ para hfn, no dejaba de incluir canciones pop soberbias. Así, a bote pronto, un gran disco.

Cuando me pasó la demo de “Where I Wait” me paré un segundo a pensar “¿pero, es realmente él?”, y si, así fue, ¡era él! Dave Gahan (Depeche Mode), uno de mis héroes de juventud cantando en ese tema. En mi sello. Dave escribió la letra y la interpretó para el bueno de Null+Void ¡dios mío!

 

soundcloud.com/hfn-music

Entrevista: OCIMAG

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *