Este mexicano, de ojazos negros y penetrantes, felizmente emigrado a Europa, es una de las esperanzas morenas de la electrónica chula, fina vs. grasienta y con más drive. Su alianza con Superpitcher -con el que sustancia Pachanga Boys-; haber sido apadrinado por Michael Mayer y su activo papel en el colectivo Cómeme de Matías Aguayo son los mejores ejemplos de cómo se las gasta este manito. Ahora presenta un loco mix llamado Momento Drive en Kompakt en el que se muestra como al más le gusta: con las manos y máquinas manchadas de guasa, baile y buen gusto sin fin.

“El drive es ese empuje que hace que te puedas perder en la música, cerrar los ojos apretar los puños y dejarte ir…”

Aló Rebolledo, te metes a productor porque siendo dj te quedaste sin música interesante para pinchar y crear los momentos que querías en el dancefloor, por eso te viste obligado a hacer tus propios tracks, ¿llegará un día en el que puedas desarrollar un set solamente con temarrales de Rebolledo y Pachanga Boys? Siempre pensé que eso no pasaría, porque mi música siempre la pensaba como complemento de el resto de la música que toco, que me encanta… nunca voy a poder sustituir un tema clásico disco o techno o lo que sea con algo mío, especialmente en sets largos en los que voy de un lugar a otro, pero recientemente Aksel (Superpitcher) y yo hemos estado haciendo una variación en nuestros shows la cual la presentamos principalmente en festivales donde los tiempos de los sets son mucho más reducidos. Ahí tocamos una mezcla de temas de Pachanga Boys, Rebolledo y Superpitcher los cuales modificamos en vivo,  los complementamos con tools y edits… los resultados han sido muy buenos, es como dar un pequeño concierto en vivo aunque las herramientas sean de DJ.

En este sentido, ¿qué tiene que detentar un tema ajeno para que Rebolledo lo seleccione, lo pinche y lo haga ser parte de su propio universo sonoro? No hay una regla, pero la constante siempre está en la actitud y el carácter del tema… puede ser desde los mas simple hasta cosas mas elaboradas… por lo general tienen algo de oscuro, algo de futurista, repetitivos en un buen sentido…

Rebolledo es mucho “drive” con el mínimo de elementos, ¿en tu caso en particular: menos siempre es más? No siempre pero sí muchas veces, es algo que sigo viviendo cuando hago temas nuevos… Cuando algo no me convence del todo, generalmente quito uno o dos elementos y mejora al instante en mi percepción.

Si hay un tema que es clave en tu carrera ese es Guerrero, ¿verdad? ¿Cuándo lo escuchas ahora qué sientes y piensas? Me sigue gustando mucho y me hace recordar esa época en la que me tomaba las cosas menos en serio.

¿Quién ha sido más importante en tu carrera: Michael Mayer, Matias Aguayo o Superpitcher? ¿Y tú, para cada uno de ellos? De alguna forma todos han sido parte importante… está claro que Matías fue clave, ya que él fue quien en mis primeras muy rudimentarias maquetas de temas pudo distinguir algo especial y me animó a seguir desarrollando mi sonido y me abrió la puerta invitándome a su en aquel entonces nuevo proyecto Cómeme. Superpitcher también estuvo ahí desde muy temprano, antes de hacer cualquier colaboración, ya éramos muy amigos y me hospedaba en su casa en Colonia las temporadas que iba de visita, de ahí  una cosa llevó a la otra, hasta que me pidió cantar en algunos de sus temas y apoyarlo con la producción para finalizar su segundo álbum Kilimanjaro, de ahí de forma prácticamente accidental surgió Pachanga Boys. Michael siempre me ha apoyado mucho, Kompakt ha sido un pilar para mí para poder desarrollarme, formando parte de su agencia de artistas, siendo un constante en las fiestas del sello, y a principios de este año, con el release de mi primer Mix CD Momento Drive, que en estos tiempos, no es tan fácil de comercializar con tanto mix gratuito en las redes… esa para mí fue una gran prueba del apoyo por parte de Michael y Kompakt. Con respecto de mí hacia ellos me es difícil yo mismo enumerar lo que les he aportado, pero sí creo que ha sido completamente recíprocos tanto la influencia como los aportes.

Bizarra rudeza sonora, cachondeo y alegría inherente, potencia club y abundante cacharrerío… ¿son estas algunas de las constantes del sonido de Rebolledo? ¿Cuántas más? (Risas)… no sé… me cuesta enumerarlas… el famoso drive del que tanto hago referencia, ese empuje que hace que te puedas perder en la música, cerrar los ojos apretar los puños y dejarte ir…

Te trasladaste desde México a Alemania a vivir pero no con el objetivo de perseguir eso de convertirte en una estrella de la electrónica, sin embargo te has convertido en algo parecido a ello…¿qué explicación podemos dar a esto? ¿Crees que tu exotismo te ha sido de ayuda en ello? Actualmente vivo en París y trato de seguir yendo a México lo más que puedo… Estuve por mucho tiempo teniendo como base en Europa a Colonia, ya que ahí esta Kompakt y varios amigos… El “sueño techno” de irse a vivir a Alemania para tratar de triunfar en este medio es uno que respeto pero que no comparto… Creo que me ha ido bien a final de cuentas por que he trabajado duro y constante, al mismo tiempo que he sido afortunado en que la gente encuentre en mi sonido algo particular e interesante… Ser de fuera, usar botas extravagantes y participar en concursos de comer picante pueden llamar la atención por un momento, pero al final creo que es la música la que crea la constancia.

¿Crees que la escena europea electrónica es racista o es lo que se sufre cuando uno es de fuera de nuestras fronteras es algo más cercano al proteccionismo y el miedo ante lo desconocido? Yo no lo veo así… cada vez veo menos gente poniendo atención al lugar de donde un artista proviene.

¿Sigues pasando la mitad del año en tu país de origen y la otra mitad en Europa o ya eres un “europexicano o mexicoropeo” más? Mi trabajo me hace pasar mucho tiempo acá pero eso no me quita nada de mexicano, mis inviernos los paso ahí y voy un par de veces mas en el año. Tengo proyectos en mi país y sigo teniendo mi estudio principal ahí.

¿De qué salud goza la escena electrónica mexicana actual? Buena y en ascenso… Cada vez hay más y mejores propuestas, tenemos muy buenos festivales a lo largo del país y clubes que ya son referencia internacional.

A pesar de tu pinta canalla, grasienta y entrecejuda -esa misma que exhibes en las fotos, covers, etc.- sabemos que para nada eres un fiestero y los excesos no son lo tuyo… ¿es, pues, solo una pose artística y sonora? Disfruto de una buena fiesta pero me gusta escogerlas… no salgo solo por salir. Y disculpa…  ¿de cuando acá se necesitan los excesos para tener cierta actitud?

¿Entonces de verdad un fin de semana perfecto para Rebolledo es disfrutar de tu familia, jugar con tus perros y desayunar al aire libre viendo el río que pasa al lado de tu casa en México? Esa suena como una buena vida… Si el fin de semana me requiere que esté en cualquier parte del mundo dando un show, ahí estaré dándolo todo y disfrutándolo al máximo…

¿Sigues siendo el dueño del club TOPAZdeluxe en la ciudad de Monterrey? ¿Realmente se puede salir a bailar hasta el amanecer allí con la tranquilidad de que no te van a pegar un tiro en plena madrugada? Sí, sigo siendo socio… Justo acabamos de celebrar el séptimo aniversario y seguimos siendo un lugar que cree en la música como medio para estabilizar una sociedad estresada. La violencia en la ciudad de Monterrey nunca fue una constante… fue algo pasajero que tuvo un pico hace un par de años pero ahora está controlado…

¿Es una obligación para ti estar de bueno humor a la hora de ponerte a hacer música? ¿Y esa alegría siempre es de origen natural o también se aceptan aderezos externos de muy diferente naturaleza y composición? Para sentarme a trabajar en ella, sí, definitivamente… Pero las ideas y la inspiración pueden venir de cualquier estado anímico.

Cuéntanos como trabajas en estudio. Tienes pinta de ser un amante de lo vintage, de maquinas de ritmos viejunas de los 80… ¿estamos en lo cierto? Tengo algunas y las disfruto mucho, pero para nada soy un nerd de los aparatos… Así como tengo aparatos análogos clásicos, tengo también otras cosas menos obvias más modernas a las que también les saco provecho.

También amas jugar con diferentes percusiones e instrumentos reales… ¿cuánto hay de analógico y de digital en tu sonido? Difícil ponerlo en porcentajes porque cada tema puede variar mucho del otro… pero me gusta un balance entre lo orgánico y lo sintético.

Por cierto, ¿de qué salud goza vuestro proyecto conjunto -junto a Superpitcher- Pachanga Boys? No hemos parado de estar en tour en los últimos años, lo cual deja poco tiempo para ir al estudio, pero pronto vienen cosas nuevas en nuestro sello Hippie Dance.

Somos muy fans de Time, pero muchísimo, de hecho pensamos que es imposible hacer un tema mejor… ¿estáis en ello? No pensamos mucho en eso… Cada tema para nosotros es especial y no siempre es fácil hacer uno que toque las fibras más sensibles de tanta gente como lo ha hecho “Time”…

¿Te divierte más actuar como Rebolledo en solitario o con Pachanga Boys? Yo creo que como Rebolledo que no tienes que repartir la pasta a medias con nadie, ¿no? Disfruto mucho ambos modos… Mi conexión a la hora de tocar con Superpitcher es en verdad única y hasta la fecha me sigo sorprendiendo de las cosas que podemos hacer cuando los dos estamos en sintonía. Como Rebolledo es muy especial también, la libertad más amplia de estar solo da pauta a muchas posibilidades… No cambiaría ninguno de los dos…

¿Qué os lleváis ahora -entre manos y máquinas- con vuestro sello Hippie Dance? Ahora en diciembre tenemos un release muy especial de un personaje muy místico… King So So.

En tu reciente mix Momento Drive para Kompakt empastas disco phunk con progresive beats; suena como sI fuera un álbum. Se trata de un trabajo honesto, atemporal y bien seleccionado. ¿Es el fiel reflejo del estado de salud sonora de Rebolledo, hoy por hoy? ¿No es uno de los mix “menos Kompakt” que ha publicado el sello de Mayer en su vida? Sí, Momento Drive es precisamente eso, es mi forma de acercarme al dancefloor. Tal vez no suene muy Kompakt en el sentido de los estilos particulares de cada tema, que no son ese techno pop lo ha caracterizado por mucho tiempo, pero el hecho de que sea una historia contada a través de la música, lo hace un mix muy acorde a los orígenes y principios con los que se formó el sello creo. El hecho de que Michael lo elogiara, para mí fue algo muy importante, viniendo de alguien que se ha hecho leyenda por sus mixes.

Curiosamente abres y cierras el mix con el mismo tema: el mítico blues progresivo Wally ́s Blues del no menos legendario Wally González, cuéntanos por qué y qué nos quieres decir con ello… Para mí representa como cerrar un círculo, como representar un sueño, que de forma sutil comienza y de forma sutil acaba…

Finalmente, ¿cuándo te podremos disfrutar de nuevo en España y qué planes y nuevos releases tienes a la vista? Me estoy tomando con calma la formulación de mi calendario del siguiente año así que muchas cosas aun no están confirmadas, pero es seguro que pronto nos vemos por ahí.

soundcloud.com/rebolledostyle

Entrevista: Fernando Fuentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *