PutosModernos

¿Qué hacer cuando la modernidad insustancial nos embiste sin remido? Pues sacar tajada. Y a eso es a lo que se dedican básicamente en el estudio de diseño PutosModernos. Su objetivo es diseñar productos para sobrevivir a la vida moderna. Y además lo hacen con gracia y con buen gusto. La impostura en la que vivimos en esta era de moderneo máximo se convierte en el blanco de sus ideas. Son especialistas en sacarle todo el jugo de la ironía a cualquier concepto. Maduran las propuestas y luego perfilan el producto. ¿Es conceptualmente necesario?, ¿es funcionalmente útil?, ¿da risa?, ¿Sí a todo? Pues adelante. ¿Sí a una o a dos? Adelante también. Y así han surgido el Puto Calendario y la Puta Agenda del Autónomo, entre otros productos necesarios para tomarnos la vida moderna con mucho sentido del humor, diseño y mala baba.

 

PutosModernos, ¿quiénes sois?

Somos un grupo de creativos que intenta sacar punta y tajada de la modernidad.

Todos queremos ser modernos de alguna forma, pero luego renegamos de ese calificativo. ¿De dónde surge PutosModernos, el nombre del estudio?

No hay nada que te haga más moderno que despotricar del moderneo. Ningún moderno se reconoce como tal, ni siquiera esa caricatura del barbudo-gafapasta-a-lomos-de-su-bici-fixed que todos tenemos en mente. PutosModernos es un nombre tomado de un grafiti que vimos en el barrio del Raval allá por 2008, en la era prehipsteriana.

Ironía y humor en el proceso creativo

La ironía y el reírse de uno mismo forma parte de vuestro proceso creativo. ¿Cuál es el punto de partida y el fin último de cada producto?

Hacemos productos para sobrevivir a la vida moderna. El punto de partida es hacer un producto que nosotros podríamos comprar. Bien porque nos parezca conceptualmente necesario, funcionalmente útil, porque nos parezca gracioso o las tres cosas a la vez. Ese filtro para nosotros es suficiente. Y si nos equivocamos, por lo menos es haciendo algo en lo que creemos firmemente.

Frente a la sobredosis de positivismo ñoño que inunda nuestros perfiles sociales, camisetas y pijamas, un poco de queja terapéutica y risa autocrítica son más que bienvenidas. ¿Cuál es el secreto de vuestro éxito? 

No hay mucho secreto. Sabemos que hay mucha gente, al igual que nosotros, se siente incómoda con todo ese arsenal de objetos-cuqis,con-frases-motivacionales-y-fotos-newage. Si acaso, nuestro único mérito ha sido canalizar ese malestar en productos que tratan de mezclar buen gusto y mala baba.

¿Cuál fue ese post que llegó a ocho millones de personas y os hizo pensar que eso que estabais haciendo lo estabais haciendo bien? 

Fue la primera vez que se vio el Puto calendario y honestamente, en ese momento no tuvimos tiempo de pensar. Fue una ola inmensa que vimos llegar de golpe y que aún hoy estamos tratando de surfear.

PutosModernos

PutosModernos

«No te preocupes cuando te copien; preocúpate el día que dejen de copiarte»

Y ahora ya tenéis el honor de decir que os han plagiado. ¿Cómo enfocáis ese tema?

Algún gurú dijo en un TED Talk: «No te preocupes cuando te copien; preocúpate el día que dejen de copiarte». A nosotros este tipo no parece un imbécil. Que te copie es una jodienda, lo mires por donde lo mires. Pero más allá de las acciones legales que correspondan, hay que llevarlo con humor. Estamos creando un subproyecto que se llamará Hijos de putos, buscará las peores copias y les ofrecerá un mentoring para perfecionar sus imitaciones.

¿Cuándo surge la idea de crear esta versión? ¿Cómo dais forma a un proyecto así?

No tenemos un método predefinido. Aparece una idea y la peloteamos hasta que creemos que está suficientemente madura. A partir de ahí aterrizamos el concepto, redactamos los copys, lo diseñamos y producimos.

Choose Life es otra de las novedades del catálogo 2019-2020 de PutosModernos. ¿Qué os empujó a desarrollar estos pósters? 

Nos apetecía hablar de la dependencia digital, que seguramente es el hecho más definitorio de la modernidad. Quizá este sea un producto distinto al resto de los que hemos hecho. Pero no todo lo que hacemos tiene por qué llevar el «puto» impreso ni jugar la baza del humor internetero. O quizás sí. Nos apetece probar cosas nuevas y que sea el público el que nos ponga en nuestro lugar.

Capacidad para crear productos virales

El Puto calendario es otro de los grandes éxitos de vuestro repertorio. ¿Qué otros productos han resultado ser un bombazo? 

Seguramente la Puta agenda del autónomo sea nuestro mayor éxito. El éxito del calendario fue abrumador, pero accidental. Con la agenda nos demostramos que éramos capaces de crear un producto viral de forma más o menos premeditada. Y aun así no podíamos prever que llegaríamos a ser número 1 en Amazon o Fnac en la categoría de agendas, y a desbancar todo un mito como el taco calendario del Corazón de Jesús. Como ateos practicantes, es algo de lo que sentirnos orgullosos.

PutosModernos

¿Alguna anécdota de vuestros inicios con PutosModernos? 

Navidades de 2016. Un blbablcar Madrid-Barcelona. Cuatro desconocidos. Uno de ellos habla desesperado por el móvil, gritando «puto» cada 5 segundos. Era Jorge buscando imprentas para imprimir urgentemente la primera versión del Puto calendario, que se había convertido en un hit viral tras un post en Facebook que llegó a los ¡62.000! likes. La cosa se nos acababa de ir de las manos. Y en eso seguimos.

PutosModernos

PutosModernos

Diseño

Diseño

putosmodernos.com

Entrevista: Rosario Muñoz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *