Pocas cosas en este mundo son tan hermosas y valiosas como el orgullo de ser mujer en una sociedad dictada bajo la mirada masculina. La fotógrafa Lana Prins recrea este sentimiento una y otra vez en su trabajo, una oda al cuerpo femenino articulada a través de su cámara. A la edad de quince años esta joven artista se enamoró de la fotografía, compartiendo con este arte su pasión por la figura de la mujer. Su fascinación por ella es ahora una pequeña obsesión que se ha convertido en el tema central de sus imágenes. Sus desnudos no son fotografías vacías que cosifiquen a la mujer, son fotografías sinceras y reales que hablan de su pasión por el cuerpo femenino, de su dualidad entre la inocencia y la sexualidad. Prins se inspira en las mujeres de su entorno, como su hermana, sus amigas, e incluso ella misma, para retratar el cuerpo femenino, su romanticismo, su sensualidad, su sexualidad y su inocencia, desafiando los límites preestablecidos para transmitir el sentimiento de libertad que ella misma experimenta con su trabajo. En sus autorretratos multiplica ese sentimiento de libertad y se expresa de una manera aún más íntima para exponer al público emociones personales.

www.lanaprins.com

Texto: Rosario Muñoz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *