El pasado mes de abril se celebró en Milán la 57 edición del Salone del Mobile Milano, la cita internacional de referencia en el sector del diseño, la decoración y la arquitectura. Durante cinco días, miles de visitantes, entre estudiantes, diseñadores, artesanos, marcas, coleccionistas, estudios, fabricantes, medios y turistas de todo el mundo tuvieron la oportunidad de celebrar el diseño en una formidable muestra de innovación y creatividad internacional al servicio de la actualidad del sector desde 1961. El IED Barcelona estuvo presente en diferentes puntos de esta nueva edición del Salone del Mobile: en Lambrate Design District y en la exposición Casa IED, ubicada en el Salone Satellite de la Fiera Milano en Rho y en la sede del IED Milano.

La Feria Fuorisalone en Lambrate Design District, uno de los centros culturales y artísticos de la Semana del Diseño de Milán, fue el escenario de la propuesta de Paula Chacartegui, titulada Benaïa, un conjunto de vasos, jarras y platos hechos en vidrio soplado e inspirados en la cultura mediterránea y la gastronomía catalana. Esta estudiante del Título Superior en Diseño de Producto realizó su proyecto en colaboración con Artesans de Catalunya y el artista del vidrio Ferran Collado para unir tradición y diseño en un set de piezas de aspecto delicado y etéreo que otorga protagonismo al contenido, al mismo tiempo que este realza la singularidad y la belleza de las piezas. Los vasos y la jarra de vidrio soplado Crema están inspirados por la crema catalana, el postre típico de la gastronomía de Cataluña. Son diseños de líneas vivas y oscilantes que contrastan con la solidez del material utilizado. Crema engloba los conceptos de tradición, amor y dedicación del producto artesanal. Inspirado por uno de los valores más apreciados de la cultura española, el plato Siesta habla de cultura, tradición y gastronomía. Hecho a mano en Cataluña, posee la particularidad de encerrar en sí mismo la dimensión experimental de la presentación de la comida, convirtiéndola en una especie de visión onírica que parte directamente del interior de la cabeza representada en esta pieza de vidrio soplado.

El Salone Satellite de Fiera Milano en Rho y la misma sede del IED Milano fueron el marco de la exposición Casa IED organizada por el Instituto Europeo Di Design en la que Carla Jörgens, Jacobo Rojo del Río, Oihan Tomasena, Pedro Pablo Cardona y Fernando Luis Bencomo expusieron sus proyectos centrados en la temática de la noche y la luz. Carla Jörgens, alumna del título superior en Diseño de Producto, presentó en la sede IED de Milán su proyecto NAHË, un diseño de iluminación compuesto por dos partes individuales que forman un solo elemento creado para vivir la experiencia de compartir. El concepto de luz como fundamento de esperanza y solidaridad se materializa en este diseño cuando estas dos mitades se separan y su luz se ve incrementada en cada una de ellas para proporcionar al usuario toda la ayuda necesaria para percibir sin problemas su entorno.

También en la sede IED Milano, Jacobo Rojo del Río y Oihan Tomasena, estudiantes del Máster en Diseño Sostenible, expusieron su propuesta Ignea, un diseño realizado en colaboración con Artemide. Se trata de tres modelos de lámparas creadas para restaurantes y lounge bars exteriores que cambian la intensidad de su luz en función de su entorno. Inspiradas por las rocas magmáticas de textura vítrea, estas tres piezas presentan un diseño elegante con aires místicos que dotarán de personalidad a los espacios más selectos.

Pedro Pablo Cardona y Fernando Luis Bencomo, estudiantes del Máster en Diseño Sostenible, presentaron Zero, en colaboración con Artemide, en la Fiera Milano Rho. Este diseño es un sistema de iluminación exterior con una programación de efectos personalizados para caminos de hoteles que busca crear una experiencia inesperada en los huéspedes mientras los guía hacia su destino, como una aventura entre las transiciones de los desplazamientos.

El diseño de producto es una disciplina que desarrolla su campo de actuación directamente sobre nuestro entorno cotidiano y trabaja con criterios tan importantes como la sostenibilidad, la eficiencia energética, el impacto ambiental y con conceptos de gran repercusión social como el diseño para todos. El IED Barcelona Escuela Superior de Diseño forma a los futuros profesionales del diseño canalizando su talento, fomentando su creatividad y enseñándoles las diferentes formas de considerar y resolver los problemas de la sociedad para diseñar productos sostenibles y comprometidos con el entorno. Cuando los alumnos participan en eventos del calibre del Salone del Mobile Milano, tienen la oportunidad de asomarse a la realidad de un sector vivo en constante evolución, alentándolos para seguir trabajando para convertirse en los diseñadores que van a definir el futuro de nuestra sociedad.

iedbarcelona.es

Texto: Rosario Muñoz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *