Desde ya, en nuestro punto de mira -y apuntando alto para ser una de las series de cabecera en los próximos años de nuestras vidas- “La Casa del Dragón”, la cual no vendrá a nuestras pantallas a lomos de un dragón, sino a través de HBO Max y a partir de finales de agosto.

Se acerca ese bendito momento en el que, los millones de fans de “Juego de Tronos” retrocederán en el tiempo unos doscientos años para conocer mejor la obligatoria historia de la Casa Targaryen. La misma cuyo lema reza “Fuego y sangre”, todo un vaticinio.

La danza de los dragones

Siendo exactos será el lunes 22 de agosto cuando comience a andar oficialmente este drama original de HBO que, como advertíamos, está basada en la exitosa serie “Juego de Tronos”, por lo tanto en –y si, se repite- «Fuego y Sangre» de George R.R. Martin.

En esta obra se narraba precisamente la fascinante historia de los Targaryen, la dinastía que reinó en Poniente trescientos años antes del inicio de “Canción de hielo y fuego”. La única dinastía que sobrevivió a la Maldición de Valyria, y que se asentó en la isla de Rocadragón.

“La Casa del Dragón”, en concreto, se ambienta en dos centenares de años antes. Va quedando claro, y esto basándonos en el espectacular nuevo tráiler que acaba de ver la luz, que la lucha por el Trono de Hierro seguirá implicando sucesos violentos y encarnizados.

Peloteras enormes por la sucesión al mismo –aquí pinta nos enamoraremos de Rhaenyra tal como lo hicimos con Daenerys- duelos mayúsculos con espadas, puñaladas traicioneras, sacrificios, guerras civiles corrosivas… todo, y como bien se deja caer en el nuevo tráiler, para cuestionar “el orden de las cosas” y crear uno nuevo.

Naturalmente, su magia

Algo que todos estábamos esperando: una mayor trascendencia si cabe e importancia de los dragones. Recordad que en la línea argumental de “Juego de Tronos” estos estaban extinguidos hasta que Daenerys Targaryen logró eclosionar tres huevos de dragón petrificados en 298 d.C.

Menudo momentazo aquel cuando tras incinerar el cuerpo de Khal Drogo, ella se arroja a la pira junto a él y unos huevos de dragón fosilizados, comienzan Rhaegal, Viserion y Drogon a trepar por su espalda ¡Oh!

Otro dato interesante, y que intuimos gozaremos como enanos con la adrenalina subida en la precuela, y es que se pensaba que la magia empezó a desaparecer del mundo el día que el último dragón murió.

Por lo que otro asunto vital que nos olemos es mayor presencia de la orden de Los Maestres. Todo apunta a que ellos –sabios con mala baba quienes apostaban por los conocimientos científicos- estuvieron detrás del final de estos seres despreciables para ellos y que propiciaban eso mismo, la magia.

La Casa del Dragón

La Casa del Dragón

La Casa del Dragón, un reparto a la altura

En el elenco femenino de esta nueva apuesta de HBO –esencial en la historia- encontraremos nombres como la londinense Emma D’Arcy (precisamente como la princesa Rhaenyra Targaryen y a quien pudimos ver no hace mucho en “Hanna”), Olivia Cooke (como Alicent Hightower; ella protagonizó filmes como la estupenda ”Sound of Metal”) o Sonoya Mizuno en el intrigante papel de Mysaria.

También caras muy conocidas como la del actor Rhys Ifans (el lagarto de “The Amazing Spider-Man”, “Anonymous”, “Notting Hill”), Paddy Considine (entre otras muchas actuaciones, el Padre John Hughes de “Peaky Blinders”), Matt Smith (“Morbius”, “The Crown”) o Steve Toussaint como Lord Corlys Velaryon – también conocido como Sea Snake- quien apunta ser uno de los personajes más entrañables y peleones de la nueva conjuración. Él por cierto desveló en sus redes que fue golpeado por una reacción racista después de ser elegido para este spin-off.

“La Casa del Dragón” (HBO Max) cuenta con todos los ingredientes para ser una salvajada de serie, en el mejor sentido que nos lo queramos imaginar.

La Casa del Dragón

www.hbomax.com/es/

Texto: Bruno Garca

 

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.