HVOB

Esta pareja austriaca formada por Anna Müller y Paul Wallner es la historia de un flechazo. Uno dúo tanto humano como artístico que nace de la pasión y el convencimiento de creer en lo que se concibe. Siempre que HVOB se asoma al mundo para mostrar su talento, lo hacen volcándose de lleno en todas las disciplinas artísticas que tan bien controlan. Artes plásticas, puesta en escena, fotografía… y por supuesto música. Acaban de publicar su cuarto álbum de estudio.

El titulado “ROCCO”, un LP lanzado esta vez por la siempre notable [PIAS]. Hasta ahora lo habían hecho en Stil Vor Talent. O Tragen, donde hace un par de años desarrollaron un proyecto junto a Winston Marshall. Lo de este dúo: un cruce fantástico de sonidos de baile oscuros, texturas sangrantes, voces frágiles y un toque melancólico muy poderoso. Aprovechamos la salida del nuevo largo, y su estreno de gira en la barcelonesa sala Razzmatazz, para hablar con uno de sus componentes. Con Anna.

Ese nuevo viaje que nos transporta de pleno al particular cosmos sonoro de HVOB se titula “ROCCO”. Trece canciones donde se trenza maravillosamente una historia donde se encarna lo frágil y lo rudo ¿Cuándo empezó a tomar forma este nuevo disco y cómo de satisfechos habéis quedado con él?

Hemos estado inmersos trabajando intensamente en el desarrollo de “ROCCO” como un par de años. Bueno, a decir verdad algunas de las canciones son inclusive más antiguas. El resultado final ha sido de lo más satisfactorio, los dos estamos muy contentos con el conjunto. Todo este tiempo ha sido realmente intenso, muy agotador desde luego. Me atrevería a decir que “ROCCO” es, muy posiblemente, nuestro álbum más personal e íntimo hasta la fecha.

Esta nueva obra encadena distintos relatos sobre despedidas, nuevos comienzos, lugares mágicos de este planeta… que luego terminan acoplándose muy bien ¿Cuál sería, por ejemplo, la historia detrás de «2nd World» y «Tykwer»? Dos de los temas que más me han atrapado.

En la canción titulada “2nd World” yo quise crear personalmente una sensación parecida a lo que podría ser andar escondiéndose en un mundo paralelo. Hay veces en las que generar, crear un mundo propio de fantasía es mucho más sencillo que afrontar la cruda realidad. “Tykwer», por su parte, es el nombre de mi director artístico favorito – compositor, guionista y director de cine alemán-, quien no es otro que Tom Tykwer.Estaba viendo mi película favorita realizada por él a la vez que escribía la letra para la canción. Para que no os quedéis con las ganas, el largometraje del que hablo es “Der Krieger und die Kaiserin” (en España “La princesa y el guerrero”, del año 2000), y sin más, lo cierto es que me agradó la idea de titular un tema en su honor.

Esas son precisamente la primera y la última canción del álbum. ¿Cuándo exactamente tomáis este tipo de decisiones? Una decisión entiendo que capital.

Fueron las propias canciones las que nos dijeron en qué orden debían aparecer. Ya no solo estas dos, hablo del disco en general. Al acabar la producción, una vez cerrados todos los temas, la mayoría de las veces solo existe un orden lógico a la hora de organizar el listado de canciones.

Sinergia total entre música e imagen

Para HVOB, cada nuevo paso debe ser una sinergia total entre música e imagen. ¿Cuál fue el proceso creativo que seguisteis esta vez hasta dar con el concepto en torno a “ROCCO”? ¿Sois vosotros dos los que siempre deciden todo eso, o hay más personas detrás prestando sus ideas y echando una mano?

Eso siempre lo decidimos entre Paul y yo. Justo ahora acabamos de terminar de producir el espectáculo de luz que acompañará los conciertos de nuestra gira presentando “ROCCO”.  Los dos juntos nos hemos sentado a programar todas y cada una de los patrones que vestirán de luces nuestro show. Ha sido de nuevo un proceso muy intenso, pero la verdad sea dicha, es algo que nos encanta hacer. Es más, no nos gusta que otras personas se encarguen de nuestro trabajo creativo. Al menos ahora, en este mismísimo momento, en nuestra cabeza está que de todo eso nos encargaremos siempre únicamente él y yo.

Cuando escucho vuestra música, y aún más con este nuevo trabajo discográfico, me he sentido muchas veces inmerso en una especie de cueva subterránea. Una bien oscura donde retumbaba techno por cada pedrusco, y donde de repente se encendía una fogata de luz y calidez, gracias precisamente al tono dulce de tu voz. Menuda panda: techno, folk, trip hop… ¿Qué otros géneros te han inspirado?

Yo crecí escuchando música indie. Siempre me gustaron bandas como Radiohead, Oasis, Sonic Youth… luego llegaron también artistas como Aphex Twin. He de reconocer que el amor por la música electrónica surgió bastante tarde. Por norma general, nuestra sana intención es la de no copiar absolutamente nada ni a nadie. Nos esmeramos una barbaridad a la hora de crear nuestro propio sonido, nuestro propio mundo.

Vuestros anteriores álbumes fueron publicados en la santa casa de Oliver Koletzki: Stil Vor Talent. Sin embargo acabáis de fichar ahora por la todopoderosa [PIAS]. Imagino que esto supondrá un importante empujón en vuestra carrera artística… Y por supuesto llegar con vuestra propuesta a bastante más público ¿lo veis de este modo? ¿Es quizás la idea lógica que tuvisteis en mente a la hora de firmar el nuevo contrato?

Honestamente, no hay ningún tipo de intención o idea preconcebida. De otro modo, no existe ningún tipo de plan maestro detrás de todo esto. Nos entregamos en cuerpo y alma a componer la música que amamos, esto, siempre. Y nos da igual la discográfica que luego la edite. Desde [PIAS] se mostraron verdaderamente interesados en publicar nuestra música. Y a decir verdad tienen con ellos trabajando un grupo humano increíble. Es esto lo que más nos importa. Para nosotros es vital percibir como esas otras personas creen a pie juntillas en lo que hacemos. Y repito, da lo mismo lo grande o pequeño que pueda ser el sello. Ahora mismo, [PIAS] es un buen hogar para HVOB.

¿Imagino que para HVOB es y será vital siempre mantener vuestro estatus independiente a la hora de crear y componer. ¿Qué os negarías a hacer? Sé que vosotros habéis estado siempre muy interesados en todos los aspectos de la música, que también sus negocios…

Aunque ahora hayamos fichado por [PIAS] os aseguramos que aún seguimos siendo independientes al 100%. Hacemos todo el negocio por nuestra cuenta. No hay nadie en absoluto que nos venga a decir cosas o dar consejos sobre nuestra manera de concebir arte. Lo siento, voy a repetirme, somos yo y Paul los que estamos detrás de todo. Pase lo que pase. Esta es la única parte lógica que existe para nosotros. Es todo un placer tener la oportunidad de trabajar con personas que aceptan todo esto, y lo hacen sin rechistar.

Personalmente me encantaron aquellos EPs lanzados en 2017–“The Blame Game” y “Deus”- a través de Tragen. En ellos tuvisteis la oportunidad de colaborar con Winston Marshall, guitarrista británico de Mumford & Sons ¿cómo surgió aquella colaboración y qué relación guardáis con él?

Fue Winston quien se acercó a nosotros escribiéndonos un email. En un principio no dimos crédito, no pensamos que pudiera tratarse realmente de él. Recuerdo que hasta llegamos a pensar que se trataba de una broma. Con el tiempo nos hemos hecho grandes amigos. Todos muy contentos de que haya sido de este modo. Estos EPs de los que hablas pueden ser tratados como una especie de pequeño proyecto en paralelo. Pensamos que era interesante sumergir su don en nuestro sonido, y probar, explorar sin limitaciones para ver que tal resultaba todo junto. Pero aquello fue un hecho puntual, así que ahora tanto Paul como yo nos queremos centrar únicamente en HVOB y nuestro flamante “ROCCO”.

A pocos días de arrancar gira en Razzmatazz

¿Qué sensaciones tenéis ahora mismo, a pocos días de arrancar vuestra gira europea presentando el nuevo show en directo? Que por cierto, tiene como punto de partida la barcelonesa sala Razzmatazz ¿Por qué Barcelona?

Barcelona fue uno de los lugares más especiales de toda nuestra anterior gira. El recibimiento del público fue tan abrumador… Tanto que sobre el escenario y al comprobar tal bienvenida nos llegamos a sentir diminutos. Para esta ocasión venimos cargados con algunas de las nuevas canciones, que también otras más antiguas que sabemos son las ‘favoritas’ de todos… y porque no decirlo, alguna que otra sorpresa más que como te puedes imaginar no se desvelará hasta que vengas a vernos tocar.

¿Hasta qué punto te preocupa, o pone nerviosa, ese concierto que significa el casillero de salida de toda una nueva gira?

Desde luego el primer concierto significa siempre algo muy especial. Puedo asegurar que nadie habrá en Barcelona esa noche más nerviosa que yo. Segurísimo (risas). Mi mayor miedo es por ejemplo olvidar los acordes de piano de los temas nuevos… Pero luego, tras estrenarnos con este primer concierto, el alivio y la alegría son también los mayores de toda la gira.

¿Cuáles dirías que son, hasta la fecha, algunos de los momentos importantes en la carrera de HVOB?

Nos sentimos verdaderamente agradecidos con todo. Damos gracias por poder estar haciendo esto durante ya bastante tiempo. Damos también las gracias a todo el mundo que se parte la cara para venir a nuestros conciertos a vernos actuar y escuchar nuestra música. Es imposible escoger momentos puntuales, y opino que ese es precisamente el secreto detrás de toda esta aventura. No somos de esos que van a la caza y captura de éxitos, tampoco queremos que se nos tome como un proyecto de moda. Queremos que HVOB crezca de una manera natural. Sin carreras. Que todo el mundo sepa que HVOB gira en torno a la música, una que parte directamente desde nuestros corazones.

Ya no en lo meramente musical, sino en todo lo demás. , ¿Cómo Paul o tú encontráis generalmente  el equilibrio? Y me vengo a referir al día a día, semana tras semana…  ¿Qué cosa o cosas os logran mantener mejor con los ‘pies en la tierra’?

En ocasiones tanto trajín de viajes provoca no dormir bien. Las diferencias horarias pueden llegar a ser un poco molestas. No somos unos fiesteros, esto es importante tenerlo en cuenta. Si por el contrario fuésemos de esos que no paran quietos y salen de parranda cada fin de semana, uf… apaga y vámonos. Seríamos incapaces de desempeñar nuestra vida con normalidad. Hecha esta confesión, y al menos en mi caso, la meditación es también importantísima (risas).

¿Qué es ahora mismo para vosotros lo más importante?

Para nosotros, ahora mismo, lo fundamental es que logremos devolverle algo a cambio a toda la gente que nos apoya con el nuevo álbum. Que con nuestra música podamos tocarlos, darles esperanza y en definitiva estar a su lado sobre todo si los tiempos son difíciles. La música es mucho más que solo música ¡lo es TODO!

hvob-music.com

Entrevista: Bruno Garca
Foto: Andreas Jakwerth

HVOB :: RAZZMATAZZ
29 de marzo de 2019
Razzmatazz, Barcelona
Comprar entradas.
www.salarazzmatazz.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *