Pocas historias son tan emocionantes como la vida de los artistas que nos rodean. Personajes como la pintora Frida Kahlo, el músico Michael Jackson o el polivalente Andy Warhol, y sus respectivas vidas, forman parte de la cultura pop. Aunque estos nombres sólo sean una ínfima parte de la historia pop contemporánea, también hay otras figuras que quizá son menos conocidas para el público en general pero están muy ligadas al arte actual. Este es el caso del fotógrafo David LaChapelle. Nacido en los años 60 en Connecticut, Nueva York, tras muchas idas y venidas, comenzó a trabajar en la mítica discoteca Studio 54 de la Gran Manzana, sin embargo, su padre le obligó a terminar sus estudios. Una vez finalizados, volvió a Nueva York para ganarse la vida en un bar gay. Poco a poco y tras varios años, Andy Warhol le ofreció trabajar para él en la mítica revista Interview. Tenía tan sólo 19 años y ya apuntaba maneras. No se sabe muy bien cómo, cuándo, dónde ni por qué, pero LaChapelle pasó de ser un joven desconocido a uno de los grandes iconos de la fotografía del s.XX. Sus imágenes han aparecido en revistas como i-D, Vogue, Rolling Stones, The Face, GQ, entre muchas otras y en sus fotografías ha trabajado con grandes figuras como Lady Gaga, Naomi Campbell, Paris Hilton, Sarah Jessica Parker, Gisele Bündchen, Pamela Anderson, Madonna, Little Kim, por decir sólo unas pocas. Dejando a un lado su famosa y más que reputada carrera como fotógrafo, también cuenta con una gran y consolidada carrera de director de videoclips. Aunque pueda parecer que no, muchos de los grandes videos musicales de las dos últimas décadas han sido realizados por David LaChapelle. Natural Blues de Moby consiguió ganar el premio del Mejor Vídeo del Año en los MTV Europe Music Awards en el año 2000. En esta canción aparecen la actriz Christina Ricci como un ángel y Moby como un anciano encerrado en un asilo. También ha sido el creador de otros como el controvertido Dirrrty de Christina Aguilera, It´s my life de No Doubt, Rich Girl de Gwen Stefani y Eve, varios de Elton John, y de grupos y cantantes como Blink 182, The Dandy Warhols, Jennifer Lopez, Norah Jones, Britney Spears o Avril Lavigne también están en su currículo. En el punto álgido de su carrera, LaChapelle pasó de publicar en papel y revistas, las mismas que le habían catapultado, para retirarse a vivir en las afueras de Nueva York y comenzar a exponer sus obras e imágenes en galerías de arte y museos de todo el mundo. Este inteligente movimiento le ha convertido ya no sólo en una figura imprescindible del arte del s.XX sino que también le ha elevado a la categoría de icono pop mundial, referencia básica para cualquier apasionado de la historia actual.

www.davidlachapelle.com

Texto: Nadia Leal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *