Bulego, el quinteto, compuesto por Tomás Lizarazu, Itziar Beitia, Jon Larrañaga, Rubén Lizarralde y Xabier Arrieta, ha protagonizado una emergencia meteórica en apenas dos años de vida.

Desde el lanzamiento de sus primeros dos EPs en 2020, pasando por su estreno en los escenarios, apenas una semana antes del confinamiento, hasta la publicación de su álbum de debut, Erdian Oraina, en diciembre de 2021, su fama y popularidad no han hecho más que crecer. Un trabajo discográfico que pone el foco en la importancia de vivir el presente, ya sea un momento de euforia y felicidad que de tristeza y nostalgia.

Aprovechando sus actuaciones en Barcelona (el pasado viernes) y Madrid (el sábado 9 de abril en la sala Clamores), hablamos con Tomás Lizarazu.

Bulego, en primera persona

Lo primero de todo, para el público que todavía no os conoce, ¿quiénes son Bulego?

Bulego es una familia. Venimos de un pequeño pueblo en Euskal Herria y compartimos la pasión por la música. Hacemos pop en euskera y estamos sumergidos en un proyecto que pretende ir más allá de las notas. Sacamos nuestro primer disco en diciembre de 2021 hablando de poner el presente en el centro; y ahora mismo estamos poniéndolo en práctica en la gira.

¿Venís de otros proyectos musicales anteriores?

Así es, prácticamente desde que teníamos chupete hemos estado con los instrumentos en la mano. En el mundo de los grupos, conciertos, discos y mundillo también llevamos unos cuantos años, hemos hecho de todo: rock’n’roll, experimental, rock, cosas punkys… de todo un poco, juntos y por separado. Lo que nos mueve es la pasión por la música.

¿Cómo os definiríais musicalmente? Hemos leído que no tenéis vergüenza alguna en declararos poperos. A mucha honra, ¿no?

¡Vergüenza ninguna! Venimos de una época llena de prejuicios y de moldes en los que había que encajar sí o sí. Aquí en Euskal Herria hemos estado más de dos décadas musicalmente atascados en un par de estilos que eran la regla general y el único camino a seguir.

A los que se han salido de ese camino se les ha dado mucha caña (especialmente a los poperos). Está claro que ha habido gente antes que nosotros haciendo pop que lo ha hecho muy bien, que son referentes para nosotros: no vamos de pioneros. Lo que sentimos es que por suerte las cosas están cambiando mucho. Estamos viviendo una época dorada para la música por aquí, hay proyectos muy interesantes, profesionales y mucha variedad. Creemos que se están haciendo las cosas muy bien y se está dando un giro a todo el panorama que va a marcar nuestra época.

Una emergencia meteórica

En apenas dos años, con tan solo un par de EPs y un álbum, Bulego ha alcanzado números de banda estrella. ¿A qué creéis que se ha debido este flechazo con el público?

Si tuviésemos la receta no creo que la compartiésemos en una entrevista (risas). De todos modos lo único que intentamos hacer es lo que nos sale de dentro, ser sinceros con nosotros mismos al componer y trabajar muy duro en cada pasito por pequeño que sea. Lo demás es pasión y hacer lo que nos gusta, que creo que es algo que nota la gente que nos ve.

Habéis crecido prácticamente con la pandemia, ¿os ha sorprendido tanto éxito pese a las circunstancias? ¿Creéis que habría sido distinto sin ese condicionante?

Claro que nos sorprende, no solo por la pandemia. Al final es algo por lo que siempre hemos luchado y que siempre hemos soñado pero que nunca se ha llegado a materializar como ahora. Sin la pandemia sería distinto, seguro.

En los inicios tuvimos un punto de inflexión importante en la banda ya que estábamos preparando el lanzamiento del primer EP cuando nos confinaron, llevábamos mucho tiempo trabajando el proyecto y dijimos: «o nos comemos el mundo o el mundo nos come». Nos pusimos las pilas y al final nos ha dado más cosas de las que nos ha quitado. Nos hemos acostumbrado a la incertidumbre, rompernos la cabeza y sobretodo a creer en nosotros mismos y tirar adelante pase lo que pase.

Bulego y el don de lo extraordinario

Entre las acciones extraordinarias que habéis llevado a cabo en este tiempo nos llama poderosamente la atención que hayáis realizado una gira por residencias de ancianos, ¿cómo fue la experiencia?

Al final esto es cuestión de aportar cada uno en lo que puede y sabe: nosotros hacemos canciones y tocamos música así que pusimos nuestro granito de arena en lo nuestro.

Gure Izarrak (nuestras estrellas) es una canción dedicada a la gente mayor, aquellas personas que nos sirven de guía aunque sea de noche. En esta pandemia en las residencias de ancianos lo estaban pasando muy mal ya que, además de toda la movida de mascarillas, tenían las visitas y salidas prohibidas.

Cuando vimos esto nos salió de dentro hacer una gira en residencias de ancianos y dedicarles la canción para darles un poco de ánimos y vida durante esos días. Grabamos todo y está en YouTube, fue muy emocionante y la gente lo agradeció infinitamente, fuimos un respiro para ellos y ellos nos dieron una energía enorme de vuelta. Al final no es todo cifras en redes, reproducciones y estrategias de banda, creemos que hay que darle espacio a las cosas que surgen de forma natural y de dentro como estas.

Bulego

También presentasteis el disco en exclusiva en un concierto silencioso desde el escaparate de la sala BBK, en la Gran Vía de Bilbao, donde la gente recibía el sonido en sus móviles, ¿verdad? ¿Cómo reaccionó el público?

Como decíamos antes, la pandemia nos ha hecho ponernos las pilas a muchos niveles. Intentamos ofrecer algo más que música a cada paso que damos y la del escaparate fue una nueva aventura. A medida que el proyecto ha ido creciendo se ha unido gente muy profesional a nuestras andaduras, e ir de la mano de Panda y Oso Polita también nos ayuda mucho a hacer realidad las locuras que maquinamos.

Erdian Oraina: vivir el momento presente

Respecto al Erdian Oraina habéis comentado que es un disco conceptual sobre el momento presente, ¿Cómo surgieron las canciones y ese hilo conductor?

Ha habido dos detonantes literarios: Vida Liquida de Zygmunt Bauman y El Poder del ahora de Eckhart Tolle. Las reflexiones acerca de nuestra sociedad y la importancia de vivir el momento que remarcan estos libros son fundamentales en los tiempos en los que vivimos. Como sociedad vivimos una época de prisas, preocupaciones y de objetivos, estamos en todos lados menos en el momento presente y queríamos reivindicar la importancia de disfrutar del camino y todo lo que pasa en él.

Es un disco que llevado al directo parece hecho para el baile y el disfrute. ¿Era la intención original o fue surgiendo a medida que avanzabais con la composición y grabación del disco?

Teníamos claro que queríamos hacer algo para disfrutar y bailar, por un lado por la gente que nos escucha pero sobre todo por nosotros. Ha sido algo intencionado y al mismo tiempo natural, personalmente somos muy de gozar y no rallarnos por las cosas que no merecen la pena y queríamos bailar y disfrutar a full también en los bolos.

Conquistado el presente, mirando al futuro

En estos meses de primavera se han programado conciertos de Bulego en Barcelona, Valencia, Madrid y Euskadi. ¿Podéis adelantarnos alguna otra fecha más adelante por la península?

Estamos muy contentos con el recibimiento que esta teniendo el proyecto en la península. Una vez más estamos viendo que la música es un lenguaje que no entiende de idiomas y que cantar en euskera no es un impedimento para entendernos con la gente que no habla nuestra lengua. En cuanto a confirmaciones hay algunas en escenarios de festivales de la peninsula muy importantes. Todavía no nos dejan anunciarlas, pero estamos deseando que llegue verano.

¿Dónde os veis u os gustaría veros tocando dentro de tres o cinco años? ¿Qué expectativas tenéis con el proyecto?

A plazo medio queremos ampliar miras a nivel peninsular sobre todo. Este año empezaremos a tocar en festivales fuera de Euskal Herria y de aquí a tres o cinco años sería guay tener nuestro hueco ya más afianzado en este sentido. Tampoco descartamos ir más allá de la península, pero queremos ponernos metas alcanzables e ir ampliando miras paso a paso.

¿Los Coldplay vascos?

Por último, me gustaría que valorarais un par de citas de la prensa. Sebas Alonso, de Jenesaispop, dijo que “El pop en euskera de Bulego también sería bienvenido en Eurovisión”; y Gustavo Iglesias, de Radio 3, afirmó que sois “Una versión vasca de Coldplay”. ¿Qué os parecen ambas afirmaciones?

Nos sentimos enormemente alagados con las críticas que estamos recibiendo como proyecto y con el disco. Que nos comparen con Coldplay es flipante para nosotros, son una banda de la que somos muy fan a nivel individual y como grupo. Por otra parte lo de Eurovisión generó mucho revuelo en redes y a nuestro al rededor.

Que si tal banda es mejor para representar a Euskal Herria , que si estos no irían allí ni obligados y cosas así. Para nosotros que nos sitúen en un evento tan grande es sinónimo de que la gente ve que vamos a por todas y eso nos gusta porque la sensación que tenemos es que esto acaba de empezar ¡y que vamos a dar mucha guerra todavía!

Web de la banda: https://bulego.eus

Entrevista: Pablo Luna

 

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.