Los hermanos Mingarro, Juan (1978) y Alejandro (1981), llevan en activo desde 2006. Pasaron su infancia y juventud dibujando cómics, construyendo vehículos y grabando películas con su cámara de vídeo doméstica. Su universo personal en la actualidad es Brosmind, un estudio de ilustración con muchísima personalidad asentado en Barcelona, con un marcado estilo fresco, divertido, gamberro y optimista, cuidado hasta el último detalle.

 

¿Os consideráis ilustradores o diseñadores? Si nos remitimos a nuestra faceta comercial, ilustradores.

¿Cómo ha sido el paso de estudio multidisciplinar hasta consolidaros como ilustradores? Es cierto que durante nuestro primer año como estudio hacíamos un poco de todo por pura necesidad. Teníamos que ganarnos la vida, así que decíamos que sí a cualquier proyecto que cayese en nuestras manos, ya fuese de diseño gráfico, diseño de producto, interiorismo, desarrollo web… Los proyectos de ilustración en aquel momento eran algo anecdótico y los considerábamos poco más de un hobby. Tuvimos la suerte de que uno de esos trabajos primerizos de ilustración que hicimos para Honda España, a través de la agencia Villarrosás, ganó numerosos premios en diversos festivales. De repente empezamos a recibir numerosos encargos de ilustración de agencias de publicidad de España e incluso extranjeras, así que tomamos la decisión de concentrarnos en aquello y convertirnos en ilustradores a tiempo completo. Otro proyecto que hicimos pocos meses después para Saatchi & Saatchi NY supuso nuestra apertura a Estados Unidos, que con los años se ha convertido en nuestro mercado principal.

¿Veis importante mantener ante todo un aire personal en vuestros trabajos o priorizáis el briefing? Para nosotros es muy importante mantener la identidad, pero no debe ser algo forzado. Por eso es tan importante el proceso de búsqueda y selección de artistas o ilustradores por parte del cliente. Siempre intentamos llevar el briefing a nuestro terreno, y si vemos que no funciona, sugerimos que a lo mejor no somos los indicados para resolver ese encargo.

¿Qué caracteriza vuestras ilustraciones? La ironía es una constante en todas ellas… Nos gusta decir que nuestro estilo es fresco y optimista, y en él siempre están presentes la fantasía y el humor.

Habladnos un poco del proceso de trabajo. Lo que más caracteriza nuestro proceso es el hecho de ser dos hermanos que generan el trabajo de forma conjunta. Todas las decisiones creativas se toman entre los dos. En el caso de las ilustraciones, la parte más importante y la que nos lleva más tiempo es la realización del original a lápiz. Tenemos exactamente el mismo estilo de dibujo, así que la hoja de papel va pasando de uno a otro indistintamente hasta que decidimos que ya está terminada del todo. El resto del proceso es mucho más mecánico y entonces sí que lo dividimos [Juan se encarga del entintado y Alejandro del coloreado]. Nuestras ilustraciones no son vectoriales, nos gusta mantener el feeling del trazo hecho a mano, así que el archivo final siempre es un mapa de bits.

¿Disfrutáis los encargos comerciales? Podríais citarnos algunos… Con el tiempo hemos consolidado un estilo muy marcado, así que la mayoría de encargos comerciales que nos llegan vienen pidiendo eso. Pero cuando realmente se disfrutan los proyectos es cuando además de aportar tu estética puedes intervenir a nivel creativo. Recientemente hemos participado en un proyecto para Oreo en el que lo pasamos muy bien. Se trataba de una supercampaña gráfica en la que participaron ilustradores fantásticos como McBess, Andy Rementer, Alex Trochut… El briefing era muy abierto, pues tan solo nos asignaban una palabra a partir de la cual debíamos dibujar un personaje con cabeza de Oreo. Esta libertad se agradece, pues notas que el cliente confía en tu creatividad y al final las cosas fluyen bien.

En cuanto a la proyección internacional, ¿qué importancia le dais? Según nuestra opinión, si quieres vivir de la ilustración es casi obligado plantearse un mercado internacional. La globalización actual y los avances en las comunicaciones permiten hacerlo, y no aprovecharlo sería un error.

¿Cómo veis el panorama de la ilustración en España actualmente? La verdad es que no nos atreveríamos a generalizar. En nuestro caso, nos sentimos más cómodos trabajando como ilustradores fuera de España, donde parece que se respeta y se valora más nuestra profesión. Por supuesto, siempre hay excepciones, y no hemos dejado de trabajar aquí, pero aquí seleccionamos más a los clientes.

¿Admiráis a alguien? ¿Quién os ha sorprendido recientemente? No somos muy mitómanos, pero últimamente estamos enganchados al videoblog de Casey Neistat.

¿Cuál es vuestra relación con las redes sociales? ¿Es una herramienta que utilizáis a menudo? Las usamos constantemente, tanto como observadores como publicando contenidos. Es algo esencial que no se puede dejar de lado si no quieres quedarte desconectado de una parte muy importante del mundo actual. Para los profesionales de la creatividad, es sin duda la forma más rápida y eficaz de estar en contacto con tus seguidores, clientes y colaboradores.

 

www.brosmind.com

Entrevista: Tactelgraphics

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *