Muy discretamente, casi sin pretenderlo, el italiano Alessandro Cortini se está convirtiendo en uno de los productores sintéticos más interesantes del momento gracias a su enfoque totalmente novedoso y personal respecto al uso de los sintetizadores. Tras su paso por los rockeros industriales Nike Nails, Cortini exprime las posibilidades de los sintetizadores vintage en un interesante ejercicio de autolimitación. Charlamos con él antes de su próximo paso por el festival MIRA de Barcelona, del que es una de las cabezas de cartel. 

Dos de tus últimos discos se llaman Sonno (‘sueño’, Hospital Productions, 2014) y Risveglio (‘despertar’, Hospital Productions, 2015). ¿Qué relación hay entre ellos? El concepto de Sonno se debe a la manera como fue grabado el disco. En realidad, ambos proceden de las mismas sesiones. Son como nanas que concebí mientras estaba de gira con Nin. Cuando viajo, siempre me cuesta mucho dormir, así que llevo un Roland MC 202, un sintetizador portátil con batería, lo conecto a un altavoz y a un pedal de delay, programo algunas secuencias y las pongo de fondo mientras me quedo dormido. En un determinado momento, empecé a grabarlas y vi que sonaban bien, terminadas, que no eran simples maquetas. Dominick Fernow [Prurient, Vatican Shadow y jefe del sello Hospital] las escuchó y se ofreció a publicarlas, lo que me sorprendió mucho. Nunca había pensado en que alguien más las escuchara: eran unas piezas que había hecho como un remedio para mi insomnio, no las veía como música realmente. Sonno es más tranquilo y Risveglio tiene más ritmo, aunque no es un despertar completo: tienes jet-lag, no puedes dormir y estás muy cansado, en un estado en el que es difícil distinguir el sueño de la realidad.

¿Habrá más discos con ese concepto? No creo que tenga suficiente material para un tercer disco, pero eso también pasó con la serie Forse [los volúmenes Forse 1 y Forse 2, Important, 2013; y Forse 3, Important, 2015] y pude completar un tercero añadiendo más temas nuevos, así que no lo sé.

Háblame de la serie Forse… Las grabaciones son anteriores, porque las hice con un sintetizador Buchla Music Easel [lamentablemente, Don Buchla, el pionero investigador que creó toda una familia de sintetizadores, murió pocos días después de esta conversación] que me costó años encontrar y mucho tiempo reparar. Cuando pude trabajar con él, estaba tan excitado que produje una cantidad enorme de material. Me interesa mucho dar un enfoque alternativo a las posibilidades de cada instrumento. En el caso del MC 202, normalmente se usa en el techno y el acid, así que yo le di totalmente la vuelta. Lo mismo quise hacer con el Buchla. Trabajar con un instrumento así, cuando apenas tienes nociones de cómo usarlo, es una experiencia única, porque tienes ante ti un amplísimo campo abierto de posibilidades.

¿Qué te impulsa a usar un único instrumento en cada proyecto? Es como un compañero de la banda: te enfadas cuando no hace lo que tú quieres, pero al menos no te contesta. Me encantan los instrumentos antiguos porque suenan algo diferentes: los equipos analógicos modernos son demasiado precisos. Tampoco me gusta usar al mismo tiempo módulos de diferentes compañías: es un lío. Hay un componente estético, pero lo fundamental es que no me gusta tener un poco de todo. Prefiero tener un solo instrumento y trabajar para sacar el máximo de él. El Buchla me atrajo especialmente porque parece un juguete: eso fue lo que me enganchó.

¿Qué importancia tienen los visuales en directo para ti? Muchísima importancia. Mi música no requiere una escucha activa, así que es importante que las proyecciones sean impactantes para mantener la atención del público. Esto también lo aprendí con Nin: actualmente unos buenos visuales son fundamentales. Sean Curtis Patrick ha entendido perfectamente la naturaleza de mi música y sabe reflejar ese estado de duermevela, de semiinconsciencia, que me parece tan interesante. De todos modos, en el Mira Digital Arts Festival de Barcelona presentaré un nuevo espectáculo en el que la imagen y el sonido son generados por mí en directo. Os va a gustar.

 

 

www.sonoio.org

Entrevista: Half Nelson

Entrevista selección Jägermusic.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *