Con más de 10 años de trayectoria, el estudio creativo Akatre, fundado por los artistas Valentin Abad, Julien Dhivert y Sébastien Riveron, trabaja principalmente para instituciones y empresas vinculadas al mundo de la cultura, de la moda y del lujo. Desde su estudio en Paris realizan proyectos creativos en 360 grados, ocupándose de todos los aspectos, desde el branding, la tipografía y la identidad corporativa hasta el diseño gráfico, la fotografía, el video y el diseño de sonido. Hablamos con ellos acerca del funcionamiento de Akatre, y de Blck Rck, una titánica obra de arte firmada por el trío que condensa la visión global de su trabajo.

Akatre es un estudio creativo con tres cabezas. ¿Cómo afrontáis los proyectos? Cuando un nuevo proyecto entra en el estudio, los tres nos sentamos a hablar sobre el tema, ponemos ideas sobre la mesa y uno de nosotros cuida del proyecto desde ese punto hasta el final.

Trabajar juntos como equipo para los proyectos de la universidad ayuda seguro, pero después de diez años se supone que cada uno de vosotros ha crecido de manera individual en términos de creatividad. ¿Cómo es vuestro proceso de trabajo siendo un trío creativo? Como bien dices, hemos crecido de manera individual en términos de creatividad, pero es una buena cosa para el trío. Después de diez años, sabemos que cada uno de nosotros necesita libertad, así que a veces, cuando uno de nosotros de verdad quiere responder de una manera concreta que le gusta, permitimos que lo haga sin vacilaciones. Confiamos los unos en los otros y sabemos que va a ser un buen resultado, así que no tenemos que estar los tres totalmente de acuerdo en cada proyecto. ¡Necesitaríamos mucha energía para estar de acuerdo en todo! Estudiamos juntos y trabajamos juntos desde hace diez años, por lo que las bases son sin duda las mismas, incluso si tenemos diferentes formas de percepción: los fundamentos básicos existen para encajar en los proyectos del estudio.

Diseño gráfico, fotografía, tipografía, vídeo, instalación artística y creación musical. ¿De qué parte de vuestro trabajo disfrutáis más cada uno de vosotros? Realmente disfrutamos de todo. Cada medio tiene su lado bueno, y el malo. Lo que realmente nos gusta es pasar de la foto al diseño gráfico y luego al vídeo. De esta manera mantenemos nuestros cerebros frescos y estamos felices de trabajar. Cuando solo haces una de estas disciplinas, puedes aburrirte y repetirte. Esta es la razón por la que hacemos muchas cosas. El trabajo tiene que ser divertido y no nos podemos aburrir. De otra manera, tus imágenes serían aburridas.

Existe una delgada línea entre comunicación visual y arte contemporáneo. Blck Rck es la pieza que realizasteis para una exposición en el Museo de Artes Decorativas en 2015, en relación con la problemática entre las obras encargadas por el diseñador gráfico y los proyectos personales, y por lo tanto también entre bellas artes y arte aplicado. ¿De qué trataba Blck Rck? Blck Rck fue una instalación artística que mezclaba escultura, música, luz, diseño gráfico y vídeo. Se trataba de crear un universo al que nuestros clientes podrían ir y nunca irán. Es como permitirte hacer algo que nunca se te permitiría. Realmente representa nuestra libertad. Editamos un álbum de este proyecto con todas las pistas compuestas exprofeso y un folleto para explicarlo. Este proyecto es una metáfora real de nuestro estudio mediante una instalación de mezcla de estilos y medios. Es un proyecto muy importante para nosotros.

Esta gran pieza central, una escultura hecha de 2,5 toneladas de madera, es también una referencia al monolito negro de 2001: odisea en el espacio, de Stanley Kubrick. ¿Es una metáfora de vuestra propia transición de vuestro trabajo? Eso es exactamente, lo has definido perfecto.

Habéis compuesto una banda sonora completa para Blck Rck, pero no es la primera vez que componéis música para vuestras piezas de vídeo. ¿De qué manera ha sido este proyecto musical diferente de los que habéis hecho con anterioridad? Este era más ambicioso. Se compusieron muchas más pistas para este proyecto que para cualquier otro. Después de la exposición, hicimos un gran trabajo de estudio para finalizarlo. Después hicimos el diseño de la portada, el folleto interior, etc. Ahora es un álbum de música completo, y se puede comparar en nuestra web.

El universo estético de Akatre tiene muchas referencias surrealistas. ¿Tenéis alguna preferencia o marca característica cuando se trata de los aspectos estéticos de vuestro trabajo? El surrealismo es definitivamente una referencia para nosotros. Lo que nos gusta es putear al espectador creando imágenes surrealistas introducidas en una instalación real, para generar siempre la pregunta: “¿Es real?”. En líneas generales, nuestra preferencia es divertirnos con nuestros proyectos. El aspecto estético principal es ser simple, en los colores y en el mensaje. Para cada proyecto tratamos de simplificar la imagen. Pensamos que si eres capaz de simplificar tu imagen, la gente la recibiría más directamente. No necesitamos mentiras. Es como en la política.

Vuestra lista de clientes entre moda y mercado de lujo es muy larga. ¿Qué es lo que buscan cuando acuden a Akatre? Buscan una respuesta global a una cuestión concreta de comunicación. Ahora somos capaces de responder con una gran cantidad de medios. Nos gustaría mucho cuidar de una marca con cada uno de los medios con los que trabajamos. En este sentido es posible que podamos comenzar ya con un proyecto así este año.

¿Proyectos expositivos a la vista? Por ahora no tenemos ninguno. ¡Estamos disponibles!

www.akatre.com

Entrevista: Rosario Muñoz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *