Adult Material

Adult Material es la miniserie británica del Channel 4 estrenada el martes 10 de noviembre FILMIN (en exclusiva para España) que trata de una manera efectiva y agridulce, los entresijos de la industria del porno.

Nada menos que desde el punto de vista de una madre de tres hijos –Hayley Burrows aka Jolene Dollar, interpretada espléndidamente por Hayley Squires- que ve como su candela de estrella del cine X se va irremediablemente apagando. O al menos dispersando por culpa de una nueva realidad.

Un dramón con chispazos ocurrentes plagado de orgasmos fingidos pero al mismo tiempo con muchas preguntas y conceptos que nos harán reflexionar.

 

 

Adult material, un desafío para razonar y debatir sobre el verdadero empoderamiento femenino

Advertir que seguramente te la veas de una sola tacada. “Adult Material” –dirigida por Dawn Shadforth, el mismo director de la más que recomendable “Trust”- consta de tan solo cuatro episodios.

Un total de 190 minutos, por lo tanto, podría zamparse como una película larga. Pero intensa y entretenida. Problemática y sencilla.

Aunque últimamente estamos muy acostumbrados a descubrir bastantes documentales tratando la industria del ‘entretenimiento para adultos’, es un gustazo encontrarnos con una miniserie de ficción dedicada a ello. Bueno, ¿de ficción?

Hay que tener en cuenta que la guionista Lucy Kirkwood (“Chimerica”) ha sido asesorada por la actriz porno, que a su vez titulada en Derecho por la Universidad de West London, Rebecca Moore.

Esta visión es clave para mandarnos un desafío para razonar y debatir sobre el verdadero empoderamiento femenino. O su exclusión.

Hayley Squires

Se abre decididamente la veda ante planteamientos como ¿Cómo feministas, se ha de defender a todas las mujeres, o sólo a aquellas que lo merecen según un determinado punto de vista? ¿Vamos a ser lo suficientemente abiertos de mente para aceptar que para algunas mujeres el trabajo sexual es empoderamiento? ¿El porno es una invasión de nuestra realidad? La actualidad clama por su presencia.

Ojo, que este planteamiento sobre el sexo, la familia, la decadencia, el mando y la aceptación, aunque está tratado como drama social no irá exento de un tono cómico (workplace comedy).

A alguna piel sensible puede chocar este contrasentido. En mi opinión es saludable pasar de la mesa redonda, a la cama redonda. Y viceversa.

 

Así es la miniserie

Además de todo lo ya contado, es interesante apuntar que el elenco de actores cuenta con la presencia del veterano Rupert Everett (“Hysteria”, “La boda de mi mejor amigo”, “El placer de los extraños”).

Su papel, el del controvertido y pintoresco Carroll Quinn, quien sería a su vez el amigo (en su momento incluso íntimo) y productor de Jolene. Otro que también comienza a besar la lona.

Adult Material

En el otro lado de la balanza, y esto ayuda a que todo sea más provocativo, la importancia de Amy (Siena Kelly) y Phoebe (Alex Jarrett). Ambas contribuirán con su objetividad vs ingenuidad de adolescencia total.

Las viejas reglas ante la sombra de las nuevas. Mientras que Amy –una bailarina que se encontraba haciendo una obra tributo a las Spice Girls, sufre una lesión y mientras sana encuentra una nueva oportunidad para sacar dinero rápido- se alza como la nueva perspectiva para la industria del porno…

Phoebe es la hija también adolescente de la protagonista. Ambas, y por culpa de un fortuito evento, no tardarán mucho en confraternizar. Una configuración no muy fácil de llevar ¿O sí?

Adult Material

Lo mismo sucede, y como bien iremos descubriendo espontáneamente, las ‘otras’ e innumerables formas en las que el padre de Phoebe se las ingenia para aportar lo suyo a la familia sin trabajar. Creando confusión y hastío.

Él, además de grabar y colgar lo suyo en las redes sociales de la protagonista principal, se desmadra con las distintas maneras de sacar provecho a la aún fama de su esposa. A la cual no cabe duda aún ama.

Las tasas escolares de su hija y la nevera llena se pagan también gracias a vender el molde de la vagina de Jolene Dollar o las prendas que suda tras hacerse un rato de bici estática.

Sin olvidarnos de lo complicado que es salvaguardar al más pequeño de la casa de todo lo que sucede por internet. No va a ser sencillo devolverlo a su sitio de inocente chavalín cuando de repente se cree vilmente engañado. La verdad es tan complicada de asimilar a veces… y más a según qué edades.

Adult Material

El humor no puede mantener a raya la complicada realidad de la industria del porno

Quedan bastante manifiestas ideas como ‘tener una madre positiva para el sexo no es tan divertido como parece’.

También que el humor no puede mantener a raya la complicada realidad que es y ha sido siempre la industria del porno. Despiadada y mutante.

Y que es una carga tratar de ser una buena persona, una buena madre, en un negocio de moralidad distraída que para colmo está actualizándose a nuevas reglas.

Sea como sea arrojar conclusiones es muy arriesgado. Por eso que repito lo ideal es verla ahora que se estrena en FILMIN.

Disfrutar la miniserie Adult Material y luego entrar en discusiones. Bien internas o con personas que calcen su propio punto de vista. Con aplomo. Porque ya sabéis, «no te tomes la vida muy en serio, al fin y al cabo no saldrás vivo de ella» que decía Daniel Rabinovich, de Les Luthiers.

VER AHORA EN www.filmin.es/serie/adult-material

www.filmin.es

poster Adult Material

Texto: Bruno Garca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *