A comienzos de los años ´90 surgió un movimiento denominado Young British Artists, promovido por Carlos Saatchi, coleccionista de arte y fundador de la galería que lleva su mismo apellido. Esta ola se hizo famosa porque mostraba el arte, el trabajo y la visión de un grupo de jóvenes artistas contemporáneos salidos, principalmente, de la escuela Goldsmith College of Arts de Londres. El nombre del colectivo nace porque era el título que le ponían a las diferentes exposiciones y además, porque estos jóvenes mostraban al mundo una visión iconoclasta en la que utilizaban una táctica de choque. De entre todos estos artistas, uno de los máximos exponentes son los díscolos Champan Brothers. Dicen que el arte contemporáneo debe remover las entrañas y hacernos reflexionar sobre nosotros mismos, la vida que nos rodea y romper con todo lo pre-establecido, pues bien, Jake y Dinos Chapman, más conocidos como Hermanos Chapman, cumplen esta regla. Champan Brothers, comenzaron a trabajar juntos cuando terminaron sus estudios en la escuela Royal College of Art en el año 1990. Con el diorama Disasters of War, realizado en el año 1991, recibieron una gran ovación general, no sólo del público sino también de la crítica porque recrearon figuras que salían en los Desastres de la Guerra de Goya y los modificaron para crear una pila de cuerpos amorfos. Numerosas piezas y obras después les catapultaron a la fama durante la década de los ´90 y en el año 2002 realizaron la exposición The Chapman Family Collection, una retrospectiva/grupo de 34 esculturas realizadas en madera que muestran las piezas que lleva guardando la familia Chapman durante más de setenta años. Diferentes obras de distintas regiones de África que crearon un aspecto de museo etnográfico. En el año 2004 una de sus esculturas, denominada Hell, se quemó en el museo MOMART y en el 2008 la rehicieron, más grande y mejor, y terminó llamándose Fucking Hell. Dejando a un lado su aspecto histórico/biográfico, en estas imágenes puedes ver que lo que llama la atención de sus obras es la tergiversación de la cultura pop. Entiendiendo cultura pop en el sentido más estricto de la palabra: Mickey Mouse, Ronald McDonald y demás elementos cotidianos. Cada una de sus piezas muestra el lado más grotesco, oscuro sucio y macabro del ser humano, sin embargo, este hecho, el morbo que te impide mirar hacia otro lado porque te muestra la verdad, es el que les ha convertido en uno de los mayores referentes del arte contemporáneo británico del último siglo.

jakeanddinoschapman.com

Texto: Nadia Leal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *