La prática del autorretrato, ¿es un arte sólo apto para personalidades indestructibles, y algo ególatras?. La contínua exposición de la persona física ante sí misma ha de ser una especie de autoafirmación propia de narcisistas de primer grado. O tal vez se trate de un intento de mejorar en una instantánea fabricada un yo no satisfactorio, a través de una composición de espacio y una luz trabajados al detalle. Lo que esta claro es que el autorretrato ha llegado a límites artísticos que nadie habría esperado hace años, además de instalarse en nuestro día a día en la era de la tecnología móvil. La fotógrafa bielorrusa Yulia Gorodinski, es una de estas artistas que trabaja fundamentalmente los autorretratos, en los que recrea sus propios sentimientos, sus aficiones y sus gustos a través de la exposición de su propio cuerpo. Una suerte de dirario en imágenes que nos muestra momentos exquisitos que van desde el erotismo hasta la inocencia, pasando por escenas propias de una pin up o la captura de emociones como la soledad o la locura.

yuliagorodinski.tumblr.com

Texto: Rosario Muñoz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *