La comidilla más recurrente por todos los cinéfilos, nada más echarse el telón la pasada edición, fue algo así como “tengo unas ganas locas de arrancar ya la edición 50, ¡menudo aniversario nos espera!”, se susurraba en cada rincón del Auditori Meliá Sitges y las calles aledañas que nos iban derivando al paseo marítimo de la ciudad, o como en mi caso, a la estación de trenes, tras la Gala de Clausura. Desde entonces, el tiempo ha volado en esa nave llamada ‘suspiro’, y sin apenas darnos cuentas ya estamos a las puertas de esa excitante y fantástica -nunca mejor dicho- cincuentava cita del SITGES – Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya.

Una edición tan especial se merecía una envoltura, una imagen icónica y reconocible por propios y extraños, una con la que vestir de elegancia, fantasía, misterio y rigurosidad un cumpleaños como este. Como ya todos sabréis, esa figura emblemática es Drácula. En su versión más espectral y sombría como podemos adivinarlo en el cartel creado una vez más por la agencia China. Un acierto. Se cumple además este mismo año el 25º aniversario de la versión cinematográfica rodada por Francis Ford Coppola, Drácula de Bram Stoker, una de las más emblemáticas sin duda alguna.

Drácula de Bram Stoker

Pero buceemos un poco en las venas del propio festival, y sus propuestas para este 2017, las pistas más llamativas a las que debemos marcar con fosforito color inyección de Re-Animator desde ya. No son pocas. Entre ellas la presencia y participación de Guillermo del Toro. Un padrino de lujo que repite, ya inauguró el Festival en 2006 con “El laberinto del fauno”, y su primera visita al certamen fue en 1993, cuando obtuvo el premio al mejor guion por Cronos, su opera prima. Del Toro inaugurará esta edición con su película La forma del agua, reciente ganadora del León de Oro del Festival de Cine de Venecia. Una cinta que goza de su particular impronta de cuento, donde el cineasta mexicano humaniza de forma magistral a un “monstruo acuático” en la américa de los años sesenta. Por lo que ya se ha desgranado de ella, no faltará tampoco una dosis cuidada de romanticismo. El chispazo que fueron capaces de crear sus actores principales Sally Hawkins y Michael Shannon.

La forma del agua

Destaca también con brillantez la idea de aunar toda la historia del festival, con una programación que mira al nuevo milenio. Desde el pasado mes de junio se ha estado proyectando en la Filmoteca de Catalunya un repaso de esos 50 años de existencia. Dicho ciclo hará muy pronto las maletas para plantarse a los pies de su papá. Desde que se encienda la mecha en Sitges 2017, podremos volver a degustar películas como Posesión infernal (Sam Raimi, 1981), La Cosa, (John Carpenter, 1982), Suspiria (Dario Argento, 1977) (foto cabevcera de este artículo), El Exorcista (William Friedkin, 1973), Oldboy (Chan-wook Park, 2003) o En compañía de lobos (Neil Jordan, 1984). En paralelo, se podrá ver una exposición exclusiva de carteles y fotografías. A todo esto, y con ansia de que suceda, se rendirá homenaje a la actriz Susan Sarandon (recibirá un Gran Premi Honorífic), quien recordemos trabajó en sus inicios en la excéntrica y mítica “The Rocky Horror Picture Show” (Jim Sharman, 1975), la cual también será recordada y proyectada en la madrugada del 7 de octubre (Auditori Meliá Sitges). Además de ella, encontraremos entre los ilustres invitados a este cumpleaños único, a William Friedkin, como ya sabemos director de El Exorcista, The French Connection, etc. Así como Johnnie To, maestro del ‘thriller Made in Hong Kong’, el pilar indiscutible del cine de terror italiano más creativo y sanguiloniento, Dario Argento (Tenebre, Suspiria, Opera) o Santiago Segura. El de El día de la bestia recibirá su premio (Màquina del Temps).

El Exorcista

Si abrimos la mano y miramos en el otro puño del festival, una segunda columna vertebral donde desde el 5 al 15 de octubre, podremos descubrir obras de jóvenes realizadores procedentes de Estados Unidos, Latinoamérica, Asia y Europa. Brian Taylor, Hélène Cattet, Bruno Forzani, Emilio Portes, Cho Sun-ho, Andrés Goteira… todos ellos están llamados a convertirse en los líderes del género fantástico de los próximos años gracias a su nuevo lenguaje tanto narrativo como visual. Entre los títulos que veremos, destacar algunos como Mom and Dad misterio con caras conocidas teñido de delirante humor negro), Laissez bronzer les cadavres (un mareante festín de criminalidad a orillas del Mediterráneo) o  A Day, cinta coreana donde se irá repitiendo a modo de loop desagradable y perverso un trauma familiar cuya raíz es un accidente de tráfico.

Mom and Dad

Laissez bronzer les cadavres

A Day

Otras películas que hemos querido seleccionar del enorme temario que ofrece esta edición son: el debut de Sergio G. Sánchez (guionista en El Orfanato, Lo Imposible o 7337) con El secreto de Marrowbone, una historia de esperanza, supervivencia y mucho cánguele. The Ritual de David Bruckner, senderismo, amigos de siempre y de nuevo presencias amenazantes. Brawl in Cell Block 99, peli con la que regresa a Sitges S. Craig Zahler –quien deslumbró con su ópera prima Bone Tomahawk– también desde los Estados Unidos Happy Death Day (Feliz día de tu muerte) de Christopher Landon, donde Tree Gelbman (Jessica Rothe) intentará descubrir quien la ha asesinado. Para ello revivirá de un modo enfermizo como un enmascarado la mata una y otra vez. Tal cual. Con halo también de venganza (y dentro de competición como todas las que acabo de mencionar) la francesa Revenge de Coralie Fargeat, la cual ya empieza a destacar en los corrillos por sus impactantes escenas gráficas, así como su acertada forma de aunar acción, supervivencia y suspense con un tono ‘cercanamente clásico’. Caniba, un film dirigido por Lucien Castaing-Taylor y Verena Paravel, que refleja la desconcertante importancia del deseo caníbal en la existencia humana. Finalmente una de terror gótico, The Lodgers de Brian O’Malley, la cual servirá además para echar el telón en la ‘Gala Cloenda” de este prometedor 50º aniversario del Sitges-Festival.

El secreto de Marrowbone

Caniba

Revenge

Jamás olvidemos que presenciar in situ el festival de Sitges es (sobre)vivir a una experiencia 360. No solo de películas vive el hombre (los aliens y los monstruos), también del mítico Zombie Walk, exposiciones (a la del 50º aniversario que ya adelantaba hace un rato, sumemos una visión ilustrada del poderoso universo del escritor HP. Lovecraft o la titulada Ink of Dracula – A Comic Tribute), el estreno en exclusiva de series (la que sin duda llama más la atención de todos es la 2ª temporada de la exitosa Stranger Things con proyección de material inédito y contando con la presencia de dos de sus actores principales; Millie Bobby Brown y Noah Schnapp), presentación de libros como Galaxia Lucas. Más allá de la fuerza de Francisco Javier Millán, mesas redondas como una que no me pienso perder vestido de cenobita entorno al 30º aniversario de “Hellraiser”, etc. También se refuerza este año la presencia de la realidad virtual, que gracias al Samsung Sitges Cocoon, amplía su programación con dos nuevos espacios, cuenta además con una sección oficial a competición que será valorada por un jurado oficial, compuesto por Jaume Balagueró y Javier Olivares. En fin, ahora es cuando grito ¡maravilla, bendita maravilla de días para volver a convertirme en un insomne de pelo en pecho!

SITGES – Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya
Del 5 al 15 de octubre de 2017
sitgesfilmfestival.com

Texto: Bruno Garca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *