¿Qué tienen en común el fútbol, la música y la pasión por pasarlo bien? Una bebida icónica de más que conocida por todos nosotros. El pasado sábado 23 de septiembre disfrutamos de la segunda edición de Jägermeister Deer Match en nuestro país. Pero, ¿qué es el Jägermeister Deer Match? Jägermeister marcó un antes y un después hace 40 años al ser la primera marca que patrocinó un equipo de fútbol. Eintracht Braunschweig incorporó, de forma pionera, el logo de una marca. Aunque esto pueda parecer una tontería, en realidad no lo es. Debido a esto, el hecho de que distintas marcas sponsoricen todo los equipos de fútbol que sigues, es gracias a este hecho. ¿Por qué una barbacoa? Bueno, para celebrar esta original idea, Jägermeister ha celebrado la segunda edición de la barbacoa que homenajea al equipo de fútbol de los años ’70 que se atrevió a cambiar las reglas. 56 jugadores (la misma cifra que el número de ingredientes de Jäger) formaron distintos equipos de fútbol. Músicos, gente de la industria musical, promotores de festivales, amigos de la marca o mánagers, se distribuyeron en distintos grupos que tenían nombres tan variopintos como Spartak de Malasaña, Atlético de Wölfenbuttle o Sporting de la Nit. Al final, los ganadores fueron Shalke 56, un equipo formado por periodistas musicales más mayores (y maduros) que muchos jóvenes músicos y deportistas. Para los que piensen que la edad es un impedimento.

Entre partido y partido teníamos que entretenernos con algo y nada mejor que la música. El rapero Kaixo junto a su amigo y productor G.Rich divirtieron a todos, los punk/rockers Vulk dieron la talla (los pobres tocaron a las cuatro de la tarde, cuando hacía un sol impresionante en los campos de fútbol de Nuestra Señora de la Torre de Vallecas) y Al Dobson Jr. cerró la sesión con un rollo más chill. Tanto Kaixo como Vulk forman parte del programa Jägermusic, por si no les tenías fichados, ahora sabes dónde hacerlo. Quizá la única gran pega a este día fue el calor, mucho sol y pocos toldos, pero eso es algo que no se puede prever ni cambiar, el tiempo. Sin embargo, el beber Ginger Deer (cóctel con Jägermeister, ginger beer y zumo de lima) y los chupitos ice cold shots (chupitos helados a -18ºC) hicieron todo mucho más fresco y divertido.

www.jagermeister.es

Texto: Nadia Leal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *