Vivimos en una sociedad donde todo es rápido, para ayer y, sobre todo, efímero. Ya lo decían las abuelas y lo dice el refranero popular, las prisas son malas y, ahora más que nunca, tienen razón. Tener tiempo para perderlo, para crear o para otras cosas es un privilegio y un placer que no todo el mundo llega a entender y/o tener. Por eso, Alhambra ha creado la plataforma Crear/Sin/Prisa para apoyar la creación del arte contemporáneo y un estilo de vida que invita a pararse, a tomarse el tiempo necesario para poder apreciar y disfrutar con todos los sentidos.

Alhambra lleva toda la vida con nosotros y con vosotros. ¿A que siempre que has ido a pedir una cerveza, al fondo de la barra, Cervezas Alhambra estaba ahí? Por eso, con casi cien años a sus espaldas, la marca sabe y conoce la importancia del tiempo y del mimo. Esta plataforma es el empujón perfecto para artistas y artesanos contemporáneos que promueven una slowlife o slow arte, es decir, un cuidado y un tiempo en la realización de cada objeto. En este caso, la plataforma de Crear/Sin/Prisa de Cervezas Alhambra ha contado con Martín Azúa por su visión y dedicación por y para la artesanía. Parar es el nombre de esta pieza y como el mismo Azúa explica, parar para ver con ojos curiosos las cosas buenas que nos rodean.

Para esta obra, Azúa ha confeccionado a mano una alfombra de 50 metros cuadrados que utiliza materiales propios de la región de Murcia. Se ha podido ver en la plaça Comercial de Barcelona y materializa la idea que Cervezas Alhambra apoya  el arte contemporáneo más actual. Hay que parar, puedes parar a disfrutar y observar  la vida. No hay mejor momento que sentarte a beber una Cerveza Alhambra al sol y reflexionar sobre cómo ha ido el día. Pues pasa lo mismo con la plataforma Crear/Sin/Prisa. Cervezas Alhambra ha creado Alhambra Reserva Roja, una invitación a ir despacio y a tomarnos el tiempo necesario para apreciar una cerveza única. La marca ha partido de la tradición cervecera más antigua, las recetas de estilo Bock Tradicional de 1378, y las ha reinterpretado según su estilo de entender la cerveza y el mundo. Alhambra Reserva Roja es una cerveza que requiere de tiempo y calma para apreciar todos sus matices, sus sutiles toques de cereal tostado dulce y el contrapunto amargo del lúpulo.

No es la primera vez que Cervezas Alhambra apuesta por el arte y un estilo de vida mucho más tranquila, apaciguado y con consciencia propia. Si este año Murcia fue el centro de inspiración para crear la alfombra de Azúa, el año pasado, la artista Raquel Rodrigo creó un mural de 77 metros de largo bordado completamente a mano. Bajo la consigna “Hay cosas que necesitan tiempo” Rodrigo materializó este concepto en la Casa del Relojero, con motivo de Intramurs, Festival per l´art a València. ¿Qué tienen en común estas dos obras? El cariño, el cuidado por lo natural, lo confeccionado a mano y Alhambra, que se atreve a apostar por estos diseños que luchan a contracorriente con lo que impera ahora mismo. ¿Os atrevéis a #crearsinprisa y aprovechar lo que os rodea?

www.cervezasalhambra.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *